13 de marzo de 2017
13.03.2017
Tribunales

Un joven acepta un año de prisión por dos robos en una misma finca en Palma

Otro acusado se ha conformado con seis meses de cárcel por sustraer una bicicleta junto a su supermercado de la ciudad

14.03.2017 | 00:40

Un joven ha aceptado hoy en la Audiencia de Palma una pena de un año de cárcel por cometer varios robos en un mismo día, entre ellos en dos domicilios de una misma finca de la ciudad el pasado 1 de marzo de 2016. El sospechoso, de 20 años y de origen senegalés, se ha declarado hoy responsable de un delito continuado de robo con fueza en casa habitada ante el tribunal de la sección segunda. Mientras, otro encausado, también de 20 años, se ha conformado con seis meses de prisión por hurto por haber sustraído una bicicleta eléctrica en las inmediaciones de un supermercado de Palma en agosto de 2015.

La fiscalía inicialmente solicitaba para cada uno una condena de seis años y medio de cárcel, pero hoy ha modificado su petición. Para el principal acusado, el ministerio público ha tenido en cuenta que fue sentenciado por robo a cuatro años por un juzgado penal de la ciudad y que estos últimos hechos podrían haberse englobado en esa causa ya que ocurrieron en las mismas fechas. Por tanto, la pena máxima hubiera sido de cinco años de cárcel. Por ello, hoy ha solicitado un año, condena con la que ha estado de acuerdo el muchacho.

El sospechoso, en compañía de dos menores, entre las doce y las dos del mediodía del 1 de marzo de 2016 entró en una vivienda de la calle Sureda de Palma tras golpear la puerta de entrada y romper el marco. Se apoderó de un televisor, varias joyas, una funda de diente de oro, una bicicleta de carreras, una cámara y las llaves de un vehículo del morador de la casa. Varios de los efectos fueron recuperados.

Con las llaves sustraídas del automóvil, el acusado abrió el vehículo que se encontraba estacionado en las inmediaciones y robó un DNI, tarjetas electrónicas de transporte, sanitaria y de crédito del perjudicado. Esta documentación tampoco pudo ser recuperada.

Acto seguido, entre las dos y media del mediodía y las cuatro de la tarde de ese mismo día, el joven dio una patada en la puerta de otro domicilio situado en la misma finca de la calle Sureda y así logró acceder al inmueble y sustraer una caja con 450 euros, fotografías familiares, un teléfono y un cargador.

Por otro lado, en agosto de 2015, el segundo encausado se apoderó de una bicicleta eléctrica en los alrededores de un supermercado ubicado en la avenida Argentina de Palma. El vehículo fue recuperado, pero con desperfectos. El tribunal ha acordado hoy suspender la ejecución de la pena para los dos sospechosos por un periodo de tres años, tal como había propuesto el fiscal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine