03 de marzo de 2017
03.03.2017
Tribunales

Un indigente confiesa que mató a otro en una pelea en Palma y acepta casi 13 años de cárcel

"Íbamos muy bebidos, discutimos, cogí un cuchillo y se lo clavé", reconoció ayer el acusado ante un tribunal popular

03.03.2017 | 00:01
El autor confeso del crimen, ayer durante el juicio con jurado popular celebrado en la Audiencia Provincial.

Un indigente confesó ayer ante un jurado popular que mató a otro sin techo, amigo suyo, en una chabola en Palma en abril de 2015. "Íbamos muy bebidos. Discutimos, cogí un cuchillo y se lo clavé. Cayó al suelo. Lo zarandeé, pensé que estaba muerto y me fui", explicó el acusado, José Pino. La víctima, un checo llamado Pavel Kafka, recibió varias cuchilladas, la más grave en el abdomen. Se desangró y murió tras una larga agonía, de entre una y dos horas según las forenses. El procesado ha aceptado una condena de 12 años y nueve meses de prisión por un delito de homicidio, tras el acuerdo alcanzado por la fiscalía, su abogado y la acusación particular. El pacto incluye que el acusado indemnice con 124.621 euros a la hija de la víctima.

Las declaraciones del propio acusado, del policía que dirigió la investigación y de los forenses permitieron al tribunal popular reconstruir los hechos. El autor del crimen, José Pino, español de 43 años, estaba intentado superar su alcoholismo con la ayuda de una fundación que tutelaba sus bienes. Pero en marzo de 2015 abandonó el programa al no estar de acuerdo con la asignación económica que recibía. Se instaló en un piso de la plaza Serralta, del que tuvo que marcharse poco después al ser acusado por su compañero de robarle.

Pavel Kafka, un indigente checo con el que Pino había entablado amistad durante su paso por la plaza Serralta, le ofreció cobijo. Vivía desde hacía meses en una rudimentaria caseta de madera en mitad de un bosque de Son Rapinya y, a mediados de abril, le permitió montar una tienda de campaña en esa parcela. Kafka, según explicaron algunos testigos a la Policía, tuvo que llamarle la atención por coger comida sin permiso.

Los dos estaban juntos en la chabola en la noche del 24 de abril de 2015. En su declaración ante el tribunal, Pino no reconoció que estuviera viviendo allí y dijo que había ido a ver su amigo. Durante el encuentro se produjo una pelea. "Íbamos los dos muy bebidos. Creo recordar que empezó porque le hablé de su situación, de que vivía en una chabola y le daban comida. Me dijo si le estaba llamando mendigo y discutimos", explicó el autor del crimen.

"Cogí un cuchillo que estaba allí, encima de la caseta del perro y se lo clavé a Pavel. Él entró en la chabola, se quitó los pantalones y se cayó. Lo zarandeé, pero no respondía. Pensé que estaba muerto", aseguró. Un testigo oyó la discusión a lo lejos y alertó al 112, pero la patrulla de Policía Local que acudió a la zona no encontró nada anómalo.

Pino escondió el cuerpo bajo una montaña de objetos que había por allí: una persiana de madera, un colchón, bidones, armarios, revistas... Desmontó la tienda de campaña y se marchó, llevándose sus pertenencias y una mochila de la víctima manchada de sangre, a la antigua sala Assaig, en la plaza Porta de Santa Catalina, donde en aquella época vivían okupas.

Pavel Kafka no falleció en el acto. Recibió tres cuchilladas en el cuello, el hombro y el abdomen. Ninguna alcanzó órganos vitales, pero esta última le hizo desangrarse durante entre una y dos horas. Una muerte que las forenses calificaron de "lenta y agónica". El cadáver fue hallado al día siguiente, cuando una conocida de la víctima, que solía darle dinero y comida, acudió a la chabola. En la escena apareció un cuchillo con restos de sangre, que las pruebas posteriores confirmaron que eran tanto de Pino como de Kafka.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional logró detener el acusado en apenas tres días, tras identificarlo gracias a varios testigos y las cámaras de seguridad cercanas y localizarlo en el local okupado en el que se había instalado. Allí encontraron la mochila manchada de sangre y un teléfono móvil de la víctima. José Pino está encarcelado desde que fue arrestado el 28 de abril de 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Salvan a una bebé a punto de ahogarse en Port d´Alcúdia

Las asistencias sanitarias del Ib-salut lograron ayer reanimar a una bebé de 18 meses, con...

Muere ahogado un hombre de 76 años en Formentera

Un hombre de 76 años murió ahogado ayer en Formentera, frente a la playa de Llevant, ubicada en...

Un tramo fatídico donde hubo tres muertos en 2014

Hace tres años se produjo un grave accidente en el mismo punto. La responsable del siniestro fue...

Cuarenta personas han fallecido en Balears en 2017 en siniestros

Cuarenta personas han fallecido en Balears en 2017 en siniestros

El accidente registrado ayer en Alcúdia es el más grave en lo que llevamos de año en las Illes

Detenido un camionero por causar un accidente con tres muertos y seis heridos

La Guardia Civil le acusa de tres delitos de homicidio imprudente al invadir el carril contrario y...

Condenado por robar una moto y circular ebrio, drogado y sin carné hasta chocar en Palma

La Audiencia confirma la pena de 25 meses de multa y le priva de conducir vehículos un año y cinco...

Enlaces recomendados: Premios Cine