Investigación

La Policía analiza restos de ADN hallados en la mano de la viuda de Vicente Sala

El material genético pertenece a un varón y los agentes lo están cotejando con el del yerno detenido

13.02.2017 | 10:22

La Policía investiga restos biológicos de varón encontrados en la mano izquierda del cadáver de Mari Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, según revela el sumario del caso al que ha tenido acceso el periódico INFORMACIÓN, del grupo Prensa Ibérica. Se trata de la misma mano con la que pudo intentar defenderse la víctima en el momento en que recibió los disparos, por lo que la importancia que tenga este dato para la investigación dependerá de los resultados. María del Carmen fue asesinada de dos balazos en la cabeza la tarde del 9 de diciembre del año pasado en el negocio de automoción que regenta su yerno, Miguel López, quien dos meses después, el pasado miércoles, fue detenido como presunto autor material del crimen. Desde el viernes está en prisión.

El informe del Servicio de Biología del Instituto Anatómico Forense refleja que se tomaron varias muestras del cadáver para buscar ADN que arrojaran algún tipo de luz sobre la identidad del asesino. Este trabajo refleja que en la mano izquierda había material genético de origen masculino. Los investigadores están a la espera de recibir los resultados de estas pruebas, ya que no se descarta que pudiera proceder, entre otros, de los servicios sanitarios que estuvieron atendiendo a la víctima.

El protocolo marca que este ADN se coteje con las bases de datos genéticas de la propia Policía y con el del principal sospechoso, para ver si existe algún tipo de coincidencia. Los resultados de este cotejo todavía no se han obtenido. Algunas fuentes apuntan a que si fue el propio Miguel López quien le entregó a la víctima las llaves de su coche en mano cuando fue a recogerlo a Novocar, pudo tener lugar la transferencia de ADN en ese momento. Tampoco se descarta que el material genético se pudiera corresponder con el de los empleados que hallaron el cuerpo.

El examen del cadáver por parte de los forenses no ha determinado la existencia de material genético procedente de otras personas en otras zonas que habrían sido más esclarecedoras, como debajo de las uñas, que podría indicar un intento más activo de la víctima para defenderse pudiendo pertenecer en ese caso al autor de los disparos.

Tal como publicó INFORMACIÓN este domingo, los investigadores creen que la víctima pudo ver quién era la persona que le disparaba, ya que los disparos no fueron inicialmente letales y el cadáver presentaba una herida por el roce de una bala en la muñeca izquierda. Esta lesión apunta a que la mujer pudo intentar protegerse tapándose la cara con la mano.

El sumario también refleja que los agentes hicieron pruebas en busca de residuos de pólvora a nueve trabajadores de Novocar la noche del crimen, entre ellos al propio Miguel López, y que ha resultado negativa para todos ellos. Los investigadores buscaron en las manos y la ropa de todos los que se encontraban en el negocio de automoción la noche del crimen. De todos modos, los agentes de la Policía Científica advierten de que la ausencia de pólvora no excluyen otras posibilidades, ya que existen diversos factores que pueden hacerla desaparecer.

Concretamente, la investigación refleja que poco antes de regresar al escenario del crimen, Miguel López permaneció varios minutos en el interior de su casa, momento en que pudo lavarse para eliminar residuos de pólvora. El informe policial refleja que también dentro de Novocar el sospechoso tuvo una segunda ocasión de poder lavarse, ya que en los primeros momentos, por ser familiar directo de la víctima, se le dio cierta libertad de movimientos en el escenario del crimen. El sumario policial mantiene que Miguel López se encontraba en el negocio familiar cuando ocurrió crimen y se marchó a su casa en los momentos inmediatamente posteriores. Más tarde, tuvo que volver al recibir la llama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine