23 de noviembre de 2016
23.11.2016
Acusaciones

Funcionarios de la cárcel de Palma niegan que se maltrate a los presos

UGT denuncia una "acuciante" falta de personal y que tiene 300 presos más de los que debería

23.11.2016 | 01:50
David Rodríguez y Antonio González, ayer en la sede de UGT.

UGT salió ayer en defensa de los funcionarios de la cárcel de Palma tras la sucesión de denuncias de presos por malos tratos. El delegado del sindicato en esta prisión, David Rodríguez, y el responsable estatal de instituciones penitenciarias, Antonio González, pidieron "protección" ante estas acusaciones "falsas" y que se actúe contra quienes difaman a los trabajadores. Además, denunciaron la "acuciante" falta de personal que padece la cárcel palmesana y su sobreocupación, ya que acoge a "unos 1.300 reclusos" cuando su capacidad ronda el millar.

"Pongo la mano en el fuego por mis compañeros", sentenció González, que al igual que Rodríguez aseguró que "en todo momento se respetan los derechos" de los reclusos. Ambos se refirieron a las denuncias presentadas en los últimos meses por dos internos, que aseguran que fueron golpeados por varios funcionarios, y destacaron, como indicio de su inocencia, que a ninguno de ellos se les han aplicado medidas cautelares judiciales ni se les ha apartado del servicio. También se refirieron a las declaraciones de la ex jefa de prensa del Consell Margalida Sotomayor, quien en una entrevista en televisión relató el trato "inhumano" padecido durante su estancia en prisión. "Estas acusaciones fueron investigadas por la inspección penitenciaria sin que se apreciaran indicios de veracidad", señalaron los representantes de los trabajadores.

A su juicio, estas denuncias persiguen obtener "notoriedad" o una "indemnización económica". Destacaron que en España existe un "Estado de Derecho muy garantista", con juzgados de vigilancia penitenciaria a los que pueden acudir los presos e incluso afirmaron que "tienen más herramientas que una persona libre".

Los dos sindicalistas denunciaron que la falta de personal "acuciante" en las cárceles españolas por los recortes y criticaron que el centro penitenciario de Palma tiene "unos 1.300 presos" cuando su capacidad es de mil y cuenta con "240 funcionarios" para vigilancia. "Estamos solos ante el peligro. No hay recursos para garantizar el objetivo de la reinserción", aseguraron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine