19 de octubre de 2016
19.10.2016

Una pareja acepta siete años de cárcel por apuñalar a un hombre en Palma

19.10.2016 | 02:45

La Audiencia de Palma ha condenado a un hombre a una pena de cuatro años de prisión y a una mujer a tres años de cárcel por intentar matar al cliente de un bar de la ciudad apuñalándole en varias ocasiones después de que este les negara un cigarro a mediados de 2015. Los dos sospechosos ayer se conformaron con los hechos, admitieron ser responsables de un delito de homicidio en grado de tentativa y aceptaron las penas que solicitó la fiscalía.

Las defensas y el ministerio público, que apreció dos circunstancias atenuantes como la de drogadicción, alcanzaron un acuerdo. Inicialmente, los agresores se enfrentaban a sendas peticiones de condena de nueve años y diez meses de cárcel.

Los hechos ocurrieron el 6 de abril de 2015, sobre las nueve de la noche, en un bar situado en la calle Torre d'en Bibiloni, en Palma, cuando la acusada, de 31 años, inició una discusión trivial con otro hombre porque este le negó un cigarro. Acto seguido, la sospechosa le estampó un vaso de cristal en la cara. Mientras, el imputado sacó una navaja plegable y le asestó en el abdomen repetidas puñaladas. La mujer le lanzó una botella de cristal y otros objetos hasta que intervino el dueño del local, que redujo al agresor y consiguió que soltara el arma blanca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Muere un joven al recibir un disparo en la cabeza desde una furgoneta en Granada

La víctima, de 28 años y que no tiene antecedentes policiales, estaba caminando por la zona Norte

El ladrón del camión de butano improvisó tras una noche de sexo y drogas

El detenido, que sigue ingresado, gastó una elevada suma de dinero en prostitutas, alcohol y...

Detenido por intentar robar una caja fuerte en un hotel en Palma

El sospechoso fue filmado por una cámara de vídeovigilancia y alegó, tras su arresto, que se...

Un menor da una paliza a un agente que le recriminó por fumar un porro

El agente fue ingresado con un traumatismo en el cráneo y sendas fracturas en una muñeca y un dedo

Cliente africano: "Fue racismo. No veo otro motivo para que nos echaran"

Cliente africano: "Fue racismo. No veo otro motivo para que nos echaran"

El incidente ocurrió la madrugada del pasado sábado en un conocido bar de copas del Paseo Marítimo...

El propietario del bar: "No soy racista. Desprendía un olor muy fuerte que no se podía aguantar"

El dueño del local reconoce que su personal instó al africano a que se fuera por las quejas

Enlaces recomendados: Premios Cine