18 de octubre de 2016
18.10.2016
Tráfico

Heridos doce pasajeros de la EMT tras un frenazo para evitar una colisión

En Palma un autobús que circulaba por el carril bus de las avenidas tuvo que frenar en seco para esquivar un coche que giró sin mirar hacia Sant Miquel

18.10.2016 | 08:42
Heridos doce pasajeros de la EMT tras un frenazo para evitar una colisión

Un accidente de tráfico en las avenidas de Palma causó doce heridos leves ayer por la mañana en un suceso que implicó a un autobús público de la Empresa Municipal de Transports (EMT) de la ciudad. Dos de las personas, una de ellas embarazada, fueron hospitalizadas.

Poco antes de las doce de la mañana tuvo lugar el siniestro en el cruce de la avenida del Comte de Sallent con la calle de Sant Miquel. Un autobús urbano de la línea 5, que cubre el trayecto de Son Dureta al Rafal Nou, se vio obligado a dar un frenazo en seco para evitar una colisión.

El vehículo público circulaba por el carril bus en dirección hacia la plaza de España cuando de pronto un coche que circulaba por el carril contiguo giró de forma brusca para entrar a la calle de Sant Miquel. El chófer de la EMT frenó en seco para evitar el impacto con el otro vehículo, que se dio a la fuga.

Pese a que no hubo un golpe entre los dos vehículos, la intensidad de la frenada provocó que varios pasajeros del bus cayeran al suelo. Las fuerzas de seguridad confirmaron los doce heridos leves, todos ellos por contusiones o latigazos cervicales.

Los usuarios heridos recibieron asistencia médica en el lugar del siniestro. Hasta seis ambulancias acudieron a las avenidas, donde el bus quedó estacionado mientras atendían a los pasajeros y la Policía Local cumplimentaba el atestado del accidente.

Entre los pasajeros accidentados se oyeron gritos de dolor por las contusiones recibidas. Al menos tres de los heridos necesitaron collarines. Dos mujeres sufrieron molestias en el pie o la pierna, mientras que varios pasajeros presentaban magulladuras en las costillas. Dos de las víctimas, una señora mayor y una mujer embarazadas, fueron trasladadas al hospital para evaluar su estado de salud.

El conductor de la EMT, visiblemente nervioso justo después del accidente, se disculpó en reiteradas ocasiones con el pasaje. Los usuarios se mostraron generalmente comprensivos con el chófer, que tuvo que realizar la maniobra brusca obligado por el otro vehículo.

A las puertas del bus un numeroso grupo de curiosos (aproximadamente una veintena de personas) se agolpó para ver las consecuencias del accidente.

Un carril cortado en avenidas

El carril bus de las avenidas quedó cortado hasta el mediodía, porque el bus estuvo aparcado frente al edificio de las oficinas de Sa Nostra.

Una dotación de la Policía Local de Palma se encargó de regular el tráfico mientras la asistencia médica atendía a los doce heridos y evacuaba a dos de las pasajeras hacia el hospital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine