15 de octubre de 2016
15.10.2016
Tribunales

Ingresa en prisión el detenido por pegar fuego a su vivienda en Sóller

El magistrado le acusa de un delito de daños por incendio en el domicilio - El hombre, de 64 años, confesó que solo pretendía quemar prendas de su pareja

15.10.2016 | 00:42
La Guardia Civil traslada ayer al presunto autor del incendio en Sóller.
Ingresa en prisión el detenido por pegar fuego a su vivienda en Sóller

El apunte

  • Sin denuncias por delito de malos tratos

    Tras el devastador incendio de una vivienda que calcinó por completo la segunda planta de una vivienda situada en la segunda planta del número 18 de la calle Romaguera de Sóller, las principales pesquisas de los investigadores de la Guardia Civil fueron dirigidas a averiguar si existía algún antecedente de denuncia por malos tratos en la pareja.  El detenido aseguró a los agentes de la Policía Local que el móvil de su acción fue los graves problemas de convivencia que mantenía con su pareja.
    La Guardia Civil centró el grueso de su investigación en averiguar si el presunto autor del incendio había utilizado algún tipo de sustancia acelerante para favorecer la propagación de las llamas. El detenido aseguró que solo había prendido fuego a la ropa de su pareja. Sin embargo, este se había propagado por el resto de las dependencias de la segunda planta del número 18 de la calle Romaguera de Sóller. El presunto autor del incendio se mostró visiblemente afectado por los daños causados en el inmueble y confesó a la Policía Local de Sóller, el jueves, y ayer al juez que él había  sido el presunto autor del fuego de la vivienda.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, el juez José Castro, ordenó ayer el ingreso en prisión del presunto autor del incendio de la casa de su pareja en Sóller. El hombre, de 64 años, aseguró que sabía que no había nadie en el interior y que solo pretendía quemar algunas prendas de su pareja porque tiene graves problemas de convivencia con ella.

El incendio se inicio sobre las cinco y media de la tarde en el número 18 de la calle Romaguera de Sóller. La segunda planta del inmueble comenzó a arder y las llamas no tardaron en extenderse por el resto del inmueble.

El fuego no tardó en alcanzar grandes dimensiones y se extendió hasta la tercera planta del edificio. La segunda planta quedó en poco tiempo completamente destruida por los efectos devastadores del fuego.

Un importante dispositivo antiincendios se movilizó de inmediato para combatir el avance de las llamas. Efectivos de Bombers de Mallorca procedentes de los parques de Sóller y Calvià se sumaron a las dotaciones de Bombers de Palma venidas expresamente desde la capital balear.

Sustancia acelerante

La inusitada virulencia del fuego hacía vislumbrar, desde el primer momento, que podría tratarse de un fuego intencionado y que el autor podría haber utilizado alguna sustancia acelerante para acentuar los efectos de las llamas.

Durante casi tres horas, los bomberos estuvieron combatiendo el avance de las llamas hasta que lo pudieron dar por extinguido. Sobre las ocho de la tarde, regresaron a sus respectivos parques.

Mucho antes de que se estableciera un cordón de seguridad en torno al inmueble donde se habían iniciado las llamas, el presunto autor del inmueble se dirigió hacia el cuartel de la Policía Local de Sóller para confesar que él había sido el presunto autor del incendio.

El hombre, de 64 años y que trabaja de celador en un centro sanitario, no quiso dar lugar a alguna interpretación malintencionada. El presunto autor del incendio se dirigió hacia el cuartel de la Policía Local de Sóller y confesó desde el primer momento su autoría de los hechos.

Varios agentes de la Guardia Civil se personaron desde el primer momento uniformados en las dependencias policiales. La respuesta del sospechoso fue la misma que formuló a los efectivos de la Policía Local.

El sujeto reconoció que su intención inicial pasaba por quemar varios enseres aislados de la que había sido su pareja. El fuego, según su versión de lo ocurrido, no pretendía en ningún caso que se extendiera al resto de las dependencias del inmueble.

A continuación, los efectivos del Instituto Armado trasladaron al arrestado hasta los calabozos del cuartel de Sóller. El detenido se negó en todo momento a prestar declaración y se mostró cariacontecido por las dimensiones que había alcanzado el incendio de la vivienda de su pareja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine