14 de octubre de 2016
14.10.2016

Un inquilino pega fuego a su piso en Sóller y se entrega a la Policía Local

El sospechoso, de 64 años, confesó haber incendiado la vivienda ayer tarde en el centro del pueblo - La casa quedó destruida y el piso superior, afectado

14.10.2016 | 02:05
Un inquilino pega fuego a su piso en Sóller y se entrega a la Policía Local

Un inquilino pegó fuego ayer tarde a su domicilio en el centro de Sóller y luego se entregó a la Policía Local del municipio. El sospechoso, de 64 años, confesó a los agentes haber incendiado de forma intencionada la vivienda en el que residía de alquiler junto a su pareja, un segundo piso situado en la calle Romaguera. El hombre quedó detenido y luego el caso fue traspasado a la Guardia Civil.

El voraz fuego destruyó por completo el inmueble ubicado en la segunda planta y también afectó al tercer piso. Los daños materiales fueron cuantiosos, por lo que los especialistas ayer revisaron la estructura del edificio para comprobar si había resultado afectada.

Las llamas, que alcanzaron grandes dimensiones, causaron cierta alarma entre los vecinos y una gran expectación de decenas de curiosos que se arremolinaron en la calle. El aparatoso siniestro urbano obligó a movilizarse a un amplio dispositivo de medios de emergencias. Los Bombers de Mallorca del parque de Sóller y Calvià, los Bombers de Palma, Policía Local, Guardia Civil y los servicios sanitarios del 061 acudieron a la zona. No hubo que lamentar ningún herido ni intoxicado, ya que no había nadie en el interior del inmueble.

El servicio de tranvía quedó interrumpido y la calle fue cortada al tráfico durante las labores de extinción. La vía del tranvía se encuentra al lado del domicilio incendiado, por lo que se acordonó el lugar.

Los hechos ocurrieron ayer sobre las cinco y media de la tarde en un segundo piso ubicado en la calle Romaguera, en pleno centro de Sóller.
El inquilino que residía en el domicilio en régimen de alquiler se entregó ante la Policía Local del municipio y admitió haber pegado fuego a la vivienda a propósito. Las llamas se propagaron con rapidez y alcanzaron gran violencia. El fuego salía por la ventana, por lo que decenas de vecinos se alarmaron.

El incendio destruyó totalmente el segundo piso y también quedó afectado el tercero. Los Bombers de Mallorca contaron con el apoyo de los de Palma, que se desplazaron en seis vehículos.

Tres horas después, sobre las ocho de la tarde, los especialistas dieron por sofocado el siniestro. Posteriormente, los técnicos inspeccionaron el edificio y revisaron la estructura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine