11 de octubre de 2016
11.10.2016
Tribunales

Piden 8,5 años a un joven por asaltar una casa y pegar una paliza al morador

El acusado propinó patadas y puñetazos a la víctima y le rompió una botella en la cabeza en Manacor

11.10.2016 | 02:45
La Policía Nacional de Manacor investigó el violento asalto y detuvo a un sospechoso.

La fiscalía reclama penas que suman ocho años y medio de prisión para un joven por asaltar un domicilio de las afueras de Manacor y propinar una paliza a su morador el pasado mes de febrero. El acusado, de 30 años y de origen marroquí, la emprendió a patadas y puñetazos contra el perjudicado, un alemán, después de que este le sorprendiera 'in fraganti' dentro de su casa de madrugada. Además, el supuesto atracador le rompió una botella en la cabeza y le hizo caer al suelo. Utilizó una violencia desproporcionada con la finalidad de que la víctima no le pudiera reconocer y verle la cara. El germano tuvo que ingresar en el hospital y precisó puntos de sutura debido a las aparatosas heridas sufridas.

Mientras, el sospechoso huyó del lugar tras apoderarse de un botín de joyas y dinero y dejar al morador malherido. Logró hacerse con un collar de oro, dos relojes, una cartera con unos 300 euros, así como varias tarjetas.

La Policía Nacional de Manacor inició una investigación y pocos días después detuvo al joven. El muchacho permanece en prisión provisional por estos hechos desde mediados de febrero de 2016. Ayer estaba previsto que se celebrara el juicio en la sede de Vía Alemania, en Palma, pero la vista se suspendió y se pospuso para la semana que viene.

El ministerio público considera al acusado autor responsable de un delito de robo con violencia en casa habitada por el que solicita cinco años de cárcel y otro de lesiones, por el que pide tres años y medio de prisión. En concepto de responsabilidad civil, el fiscal reclama una indemnización de más de 15.000 euros (6.210 euros por los efectos sustraídos, 4.270 euros por las lesiones causadas al perjudicado y otros 5.000 por las secuelas).

El asalto en la vivienda se produjo el pasado 15 de febrero de 2016, sobre las doce y media de la noche, cuando el sospechoso, acompañado de otra persona que no ha podido ser identificada, se dirigió al domicilio ubicado en una parcela en los alrededores de Manacor en un vehículo Volkswagen Bora. Tras apearse del automóvil, se introdujo en la casa a través de una ventana que acababa de romper, según la versión de la acusación.

Una vez dentro del inmueble, el morador sorprendió al asaltante, quien reaccionó de forma violenta contra él. Según la fiscalía, el joven le propinó puñetazos y patadas por todo el cuerpo y llegó a coger una botella que se encontraba en el lugar y se la rompió al perjudicado alemán en la cabeza. El afectado cayó al suelo. Sufrió lesiones como heridas incisas en la mano, en un dedo, en el pabellón auricular derecho, en la región occipital y parietal izquierdas, hematoma en la mandíbula, por lo que precisó tratamiento médico, puntos de sutura y asistencia psicológica por trastorno de estrés agudo. Fue hospitalizado y tardó 101 días en curar de las heridas. Le ha quedado como secuelas síndrome psiquiátrico y perjuicio estético. El acusado antes de fugarse de la casa robó un collar de oro, relojes y una cartera con dinero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine