11 de octubre de 2016
11.10.2016
Agresión

"Si el colegio hubiera actuado antes, mi hermana no habría acabado en el hospital"

La familia de la niña agredida en Son Roca insiste en que ya había alertado de insultos y amenazas y pedirá que trasladen a la víctima y su hermana a otro centro

11.10.2016 | 23:36
"Si el colegio hubiera actuado antes, mi hermana no habría acabado en el hospital"
"Si el colegio hubiera actuado antes, mi hermana no habría acabado en el hospital"

La familia de la niña de ocho años agredida por un grupo de menores en un colegio de Son Roca, en Palma, pedirá a la conselleria de Educación que traslade "lo antes posible" tanto a la víctima como a su hermana de 12 años a otro centro educativo. "No quieren volver al colegio, están atemorizadas", explicó ayer Melissa Suero, familiar de las dos menores. Además, insistió en que ya habían acudido a los responsables del colegio para explicar los "insultos, amenazas y agresiones" que sufrían. "Si hubieran actuado antes, mi hermana no habría acabado en el hospital", afirmó, al tiempo que lamentó que los seis niños identificados por la Policía como autores de la agresión no hayan sido expulsados del centro.

Los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional han remitido sus pesquisas sobre la agresión a la fiscalía de menores. Los agentes, se han entrevistado en los últimos días con la víctima, sus allegados, los responsables del colegio y varios testigos más para aclarar lo ocurrido. La Policía ha identificado así a seis niños, todos menores de 14 años, como autores de la agresión. Aunque por su edad son inimputables, la fiscalía de menores les tomará declaración en los próximos días y analizará su situación familiar para averiguar si están debidamente atendidos por sus padres y detectar posibles situaciones de desamparo, lo que daría paso a la intervención de los Servicios Sociales. Por su parte, la conselleria de Educación mantiene abierta su propia investigación y sus inspectores continúan recabando información.

Melissa Suero insistió ayer en que no se trató de una agresión puntual, y que tanto la niña golpeada como su hermana mayor vienen sufriendo insultos, amenazas y actos violentos desde hace meses por parte de otros alumnos, situación que, aseguró, ya habían comunicado a la directiva del centro. "A la mayor la llamaban gorda y le pegaban patadas. A la pequeña le decían que las niñas no pueden jugar al fútbol y que no sirven para nada. La dirección nunca ha hecho nada y dice ahora que todo se ha exagerado, que [la agresión] no fue para tanto. Si hubieran actuado antes, mi hermana no habría acabado en el hospital", sentenció Suero.

Agentes de la Policía Local de Palma y el Cuerpo Nacional de Policía se desplegaron a primera hora de la mañana de ayer en los accesos al colegio Anselm Turmeda, donde ocurrieron los hechos. Algunos padres, según explicó la hermana de la niña agredida, no llevaron a sus hijos a clase por "miedo" a que vuelvan a producirse agresiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine