08 de octubre de 2016
08.10.2016

El intenso aguacero causa distintas incidencias en la isla

08.10.2016 | 02:45
Un coche de la Policía, ante un árbol caído en Son Castelló.

La fuerte tormenta de lluvia y granizo que descargó sobre Mallorca durante la madrugada de ayer provocó diversos incidentes, como la caída de árboles, que tuvieron que ser retirados por los Bombers.

La lluvia fue especialmente intensa en Campos, donde cayeron 31 litros de agua en apenas diez minutos, lo que supone un récord que no se había alcanzado desde 2004.

Durante la madrugada se desplomaron varios árboles en el polígono de Son Castelló y en Son Rossinyol, que tuvieron que ser retirados por dotaciones de los Bombers. Los Bombers de Palma proseguían ayer con trabajos de limpieza de desperfectos registrados a lo largo de la madrugada de ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine