04 de octubre de 2016
04.10.2016
Violencia

Detenido por agredir con una botella a un hombre que orinó ante su hija

El padre de familia le rompió el vidrio en la cabeza y le hizo varios cortes en el cuello y en el pecho

04.10.2016 | 01:53

Un padre de familia reaccionó de manera extremadamente violenta al observar cómo un hombre orinaba en una jardinera en la vía pública de Palma. El progenitor rompió una botella de cristal en la cabeza del sujeto que acababa de miccionar y le hizo cortes en el cuello y en el pecho con el vidrio roto. Agentes de la Policía Local le detuvieron como presunto autor de un delito de lesiones.

Los hechos ocurrieron sobre las diez y cuarto de la noche en la plaza de Miquel Dolç de Palma. En esos momentos un hombre de 40 años de edad, de nacionalidad ecuatoriana, acertó a pasear por el lugar junto con su esposa y su hija de seis años.

En un extremo de dicha plaza se encontraban dos individuos de nacionalidad polaca. Al parecer, el detonante del enfrentamiento fue cuando uno de ellos se levantó del asiento y comenzó a orinar en la vía pública en una jardinera.

Instantes después, efectivos de la Unitat de Seguretat Integral (USEI) de la Policía Local alertados ante una posible riña tumultuaria. Nada más llegar se encontraron versiones contrapuestas de lo sucedido.

En primera instancia, los agentes se entrevistaron con el padre de familia para que les explicara qué era lo que había pasado. El progenitor indicó que dos individuos, en estado de embriaguez, se dedicaban supuestamente a insultar a todo aquel que acertara a pasar por la plaza. Cuando, de repente, uno de los dos sujetos se levantó a orinar.

El presunto agresor indicó a los policías que, después de haberle recriminado su actitud al sujeto que acababa de miccionar, este le propinó un puñetazo y se enzarzaron en una pelea. Según su particular versión, el individuo emprendió la huida y cayó al suelo después de tropezar con un árbol. Esto supuestamente le había causado la herida en la cabeza.

A continuación, los policías se entrevistaron con el hombre que presentaba varias heridas en la cabeza, en el cuello y en el pecho. Este confirmó que se había levantado a orinar en la plaza cuando un hombre se lo recriminó y entre ambos empezaron una discusión verbal.

Brecha en la cabeza

De repente, el padre de familia le tiró un objeto de cristal que le causó la brecha en la cabeza. Acto seguido, el agresor cogió el vidrio y le hizo cortes en el cuello y en el pecho.

Los agentes de la Policía Local examinaron la zona donde se había producido la agresión y encontraron mucho más creíble esta segunda versión de lo ocurrido. Había fragmentos de vidrio junto al banco y restos de sangre en una zona intermedia. Los policías detuvieron al padre por la agresión y la víctima fue trasladada a un centro sanitario para suturarle las heridas causadas al ser atacado con la botella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine