30 de septiembre de 2016
30.09.2016
Tribunales

Confirman la multa a un médico por declarar apto a un conductor de bus tuerto

El facultativo, que dirigía un centro de reconocimiento, deberá abonar 7.500 euros por falsedad en el certificado

30.09.2016 | 02:45

La Audiencia Provincial ha confirmado la multa de 7.500 euros a un médico que declaró apto para conducir autobuses a un hombre tuerto. La sentencia del juzgado de lo penal número 3 de Palma ratificada ahora le declaró autor de un delito de falsedad en certificado, pero el acusado alegó que no se trataba de un documento oficial, sino de un informe médico. El tribunal ha rechazado este argumento.

El facultativo dirigía un centro de reconocimientos médicos para conductores en Santa Maria, conocido en la isla por su laxitud, según detalla la sentencia. En octubre de 2012, él mismo realizó el reconocimiento de un hombre para renovar el permiso de las clases E y D, que permite conducir autobuses y camiones. El acusado emitió una calificación positiva con la única restricción de llevar gafas, a pesar de que el cliente era tuerto desde los 14 años, discapacidad que le inhabilita para obtener esos permisos.

El fallo incide en que cualquier persona ajena a la medicina puede detectar de inmediato el defecto físico que padece el hombre, quien continuó trabajando como conductor de autobús durante varios años hasta que fue detectado el fraude, tras lo que perdió el carné y, en consecuencia, su puesto de trabajo, según la sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine