07 de septiembre de 2016
07.09.2016

Unos niños provocan un incendio en Menorca con 600 desalojados

Las llamas arrasan casi 37 hectáreas de bosque en el municipio costero de es Mercadal

07.09.2016 | 02:45
Unos niños provocan un incendio en Menorca con 600 desalojados

El incendio que ayer quemó 36,7 hectáreas de masa forestal en el norte de Menorca y obligó a desalojar a 600 vecinos de la zona afectada fue provocado por unos niños jugando con petardos. Según informó el Govern balear a través de un comunicado, los agentes de medio ambiente que investigaron las causas del fuego señalaron que se originó en torno a las dos de la madrugada por efecto de los petardos que prendían unos niños en una parcela de Punta Grossa, en la urbanización llamada Arenal d'en Castell.

Las primeras llamadas alertando de las llamas se recibieron a las 2.07 horas, momento en el cual el servicio de coordinación de emergencias 112 dio aviso a todos los organismos de extinción. La fuerza del viento del norte durante las primeras horas de la mañana dificultó la extinción y aceleró la propagación del incendio hacia los núcleos de Cala Molí, na Macaret y Addaia, en el municipio de es Mercadal.

El Institut Balear de la Natura (Ibanat) dio por estabilizado el incendio hacia las 11 horas y la mayoría de residentes en las zonas afectadas pudieron regresar a sus casas. Sin embargo, el fuego no se declaró controlado debido al riesgo añadido del viento que soplaba en la zona, por lo que por la tarde continuaban trabajando en su completa extinción los bomberos del Consell de Menorca, seis brigadas del Ibanat, varios técnicos, dos helicópteros, un avión anfibio Canadair y un avión de vigilancia y coordinación.

Los desalojados pasaron parte de la noche en la playa, el recinto ferial del municipio de es Mercadal y viviendas de amigos y familiares, y una vivienda acabó quemada, aunque no hubo que lamentar daños personales. El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Viçenc Vidal, quien se desplazó a Menorca a primera hora de la mañana, remarcó que se trataba de un incendio de "elevadísimo" riesgo por las condiciones climáticas de extrema sequedad y el fuerte viento del norte. Sin embargo, añadió que el incendio evolucionó mejor de lo que preveían al amanecer.

El jefe de Bomberos de Menorca, Joan Gorrías, remarcó que los principales riesgos del incendio eran la proximidad de la población y el hecho de que se hubiese originado por la noche, lo que dificultó la activación de los recursos. Los primeros en llegar al lugar fueron los bomberos de Maó, Ciutadella, es Mercadal y Ferreries, que iniciaron las tareas de extinción hasta la llegada de los recursos aéreos y de los efectivos de Ibanat.

La presidenta del Consell de Menorca, Maite Salord, apuntó que, aunque en un primer momento las condiciones eran muy desfavorables, las actuaciones fueron "modélicas" en cuanto a coordinación y efectividad.

Por su parte, el alcalde de es Mercadal, Francesc Ametller, indicó que el recinto ferial del municipio, habilitado tras la evacuación, acogió a un centenar de personas. El incendio alarmó a los vecinos, así como a los clientes de un hotel cercano. Algunos de ellos fueron evacuados por los efectivos de emergencias y otros se marcharon de la zona por sus propios medios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine