31 de agosto de 2016
31.08.2016

Alarma al incendiarse una nave de Santa Maria junto a una zona forestal

Dotaciones de Bombers de Mallorca y medios aéreos del Ibanat acudieron a sofocar las llamas

31.08.2016 | 02:45
Alarma al incendiarse una nave de Santa Maria junto a una zona forestal

Un incendio en una nave industrial situada en el polígono Son Llaüt de Santa Maria desató ayer todas las alarmas al amenazar con extenderse a una zona boscosa ubicada en las proximidades. Numerosos efectivos de Bombers de Mallorca y del Institut Balear de la Natura (Ibanat) tanto aéreos como terrestres se desplazaron a sofocar las llamas.

El incendio se inició sobre las once de la mañana ante la nave industrial de helados Frigo. El fuego se localizó en un camión y en varios palés apilados en las proximidades. No obstante, las llamas amenazaban con extenderse a la densa vegetación situada a escasos metros.

La densa humareda que provocó el incendio en la nave industrial de Santa Maria era perfectamente visible desde puntos de la isla bien distantes. Las llamadas a los servicios de emergencia alertando del fuego se sucedieron en poco tiempo.

Instantes después, un dispositivo especial se activó en torno al fuego. Numerosas dotaciones de Bombers de Mallorca –procedentes de los parques de Inca, Sóller, Llucmajor y Calvià– actuaron en colaboración con medios aéreos y terrestres del Ibanat.

Un helicóptero lo sobrevoló

Un helicóptero sobrevoló la zona y también se personaron en el polígono industrial de Santa Maria agentes medioambientales de la entidad de protección de la naturaleza.

El polígono industrial de Son Llaüt quedó envuelto en poco tiempo en una espesa nube de humo. La principal preocupación de los servicios de extinción se centró en contener el fuego para que no se extendiera a la vegetación circundante ni a la nave industrial situada en las inmediaciones.

Los bomberos tuvieron que atacar el fuego equipados con equipos de respiración autónoma, con mascarillas, ya que la atmósfera se convirtió en poco tiempo en irrespirable.

Numerosos trabajadores de las naves situadas en las proximidades no pudieron reprimir la curiosidad y observaron desde la distancia la labor de los bomberos.

A medida que fue avanzando la labor de los servicios de extinción, la mayor parte de las dotaciones de Bombers de Mallorca que se habían desplazado en un primer momento se fueron paulatinamente retirando. Una vez que se consideró que el fuego estaba ya controlado y que no cobraría ya grandes dimensiones, un retén permaneció en el lugar sofocando la zona y enfriando los últimos rescoldos.

Pese a que la rápida respuesta y el gran número de efectivos movilizados para sofocar las llamas en la nave del polígono industrial de Son Llaüt permitió controlar el fuego en poco tiempo, la extinción completa del incendio se prolongó hasta las cuatro de la tarde. A esa hora, la última dotación de bomberos se retiró al parque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine