29 de agosto de 2016
29.08.2016
Abusos sexuales

Sorprenden a un joven cuando iba a violar a una turista inconsciente

Un camarero vio cómo llevaba a la víctima a la playa y le bajaba los pantalones en s'Arenal

29.08.2016 | 01:44

Un joven fue sorprendido ayer cuando estaba a punto de violar a una turista inconsciente en s'Arenal. La víctima, una suiza de 21 años, sufría una intoxicación etílica y el sospechoso la llevó hasta la playa y le bajó los pantalones, aparentemente con la intención de abusar sexualmente de ella. Un camarero de un local cercano observó la escena y alertó a la Policía, que acudió al lugar, evitó la agresión e identificó al hombre. La joven fue trasladada a Son Llàtzer, donde un forense la examinó y descartó que hubiera sido violada, aunque presentaba varios hematomas.

Los hechos ocurrieron de madrugada. La víctima estaba de fiesta con una amiga y en un momento de la noche se separaron. Según su propio relato, no recordaba nada de lo ocurrido después y aunque señaló que había bebido bastante alcohol afirmó que no tanto como para quedar inconsciente.

Cuando la turista estaba ya sola, un joven la cogió y la llevó hasta una zona apartada de la playa, donde la tumbó sobre la arena y le bajó los pantalones. Un trabajador de un establecimiento nocturno situado en las inmediaciones se percató de lo que estaba ocurriendo y dio avisó a la Policía.

Los agentes que acudieron al lugar sorprendieron al hombre, que al parecer empezó a vestirse apresuradamente al detectar la llegada de la Policía. Los funcionarios lo identificaron y comprobaron que la chica estaba inconsciente, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia. Entonces no estaba claro si la víctima había llegado a ser violada.

Los efectivos sanitarios atendieron a la turista, que presentaba un cuadro de intoxicación etílica y hematomas en varias partes del cuerpo. La joven fue trasladada al hospital Son Llàtzer, donde quedó ingresada en observación en el área de urgencias. Los facultativos, ante la posibilidad de que hubiera sufrido una agresión sexual, activaron el protocolo y comunicaron lo sucedido al juzgado de guardia de Palma.

Cuando la víctima recobró el sentido, un médico forense y un facultativo de Son Llàtzer la exploraron conjuntamente a lo largo de la mañana de ayer. Ambos llegaron a la conclusión de que la agresión sexual no se había consumado.

La turista manifestó su intención de presentar una denuncia por lo ocurrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine