26 de agosto de 2016
26.08.2016
Agresión

Dos detenidos tras herirse a cuchilladas y martillazos en un piso en Son Gotleu

Un nigeriano golpeó al otro mientras dormía y este intentó degollarlo ayer de madrugada

26.08.2016 | 02:01
Edificio del pasaje Siete Picos, en Son Gotleu, donde ocurrieron los hechos ayer de madrugada.

Reyerta a cuchilladas y martillazos en Son Gotleu. Dos hombres nigerianos de 44 y 56 años resultaron heridos y acabaron detenidos tras agredirse mutuamente de madrugada en un domicilio. Una de las víctimas presentaba varios cortes, el más peligroso de ellos en el cuello, y la otra fue atendida de un fuerte golpe en la frente. Según parece, uno de ellos atacó al otro con el martillo mientras dormía y este se revolvió asestándole varias puñaladas. No se temía por la vida de ninguno de ellos. La Policía Nacional investiga ahora qué desencadenó la agresión.

Los hechos ocurrieron hacia las dos de la madrugada en el pasaje Siete Picos, en la barriada palmesana de Son Gotleu, explicaron fuentes policiales. Varios testigos alertaron a los servicios de emergencias de que se había producido una agresión y había dos personas heridas. Al lugar acudieron varias ambulancias y patrullas de la Policía Nacional.

Los agentes encontraron a un hombre africano en plena calle con varias heridas de arma blanca. Una enfermera que se encontraba en la zona le estaba prestando los primeros auxilios, taponando el corte que presentaba en el cuello y por el que sangraba abundantemente. Tenían también lesiones similares en los brazos. Los policías localizaron poco después a otro individuo herido, que presentaba un fuerte golpe en la cabeza. Los dos fueron trasladados a un centro hospitalario para ser atendidos de las heridas.

La Policía descubrió que la reyerta había tenido lugar en un domicilio del número 4 de esa calle, donde los dos implicados comparten piso. Los investigadores encontraron restos de sangre en la escalera de la finca y en el rellano del domicilio. El caso quedó en manos del grupo de Homicidios. Según las primeras pesquisas, la reyerta se inició cuando uno de los nigerianos entró en la habitación donde su compatriota estaba dormido y le asestó un fuerte golpe en la cabeza con un martillo sin mango.

La víctima reaccionó de inmediato y al parecer empuñó un cuchillo que tenía en su dormitorio. Este hombre persiguió a su rival con el arma blanca y le produjo varios cortes en el cuello y los brazos. El herido salió corriendo de la vivienda para poner fin a la agresión y se puso a salvo en la calle, donde una enfermera lo encontró y empezó a atenderle hasta que llegaron los sanitarios.

Los dos implicados permanecían ayer detenidos, acusados inicialmente de un delito de lesiones. Estaba previsto tomarles declaración en las próximas horas y ponerlos después a disposición del juzgado de guardia de Palma. Los investigadores del grupo de Homicidios llevaron a cabo un registro en la vivienda donde ocurrieron los hechos y trataban de aclarar los motivos de la reyerta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine