21 de agosto de 2016
21.08.2016
Crimen en Costa de la Calma

La guerra de Kinahans y Hutches llega a Mallorca tras su paso por la Costa del Sol

El control del tráfico de droga y las apuestas ilegales del boxeo ha enfrentado a estas familias mafiosas irlandesas en los últimos años

21.08.2016 | 02:51

­Una guerra sin cuartel se ha desatado en los últimos años entre dos familias mafiosas irlandeses: los Kinahan y los Hutch. El móvil del enfrentamiento de los antaño aliados ha sido el tráfico de drogas y el control de las apuestas ilegales del boxeo. Los muertos se han ido repartiendo entre los dos bandos en Dublín y en la Costa del Sol. Sin embargo, esta semana la contienda ha salpicado a Mallorca con el asesinato por error del funcionario Trevor O´Neill cuando estaba a pocos metros del objetivo Jonathan Patrick Hutch. Este último siempre se preocupó por apartarse de los turbios negocios familiares, que no le ha evitado estar en el punto de mira.

Los Kinahan empezaron su carrera delictiva con el tráfico de drogas en Dublín, donde ahora controlan el 90% de la cocaína que se distribuyen en la capital irlandesa. Con el paso de los años establecieron estrechos contactos con los cárteles colombianos y mexicanos. Así como con la mafia rusa. Los Hutch eran sus ejecutores. Con la llegada de la crisis en 2008 y la disminución del reparto de beneficios, la alianza se truncó y se tornó en violencia desatada de unos contra otros.

Christy ´el guapo´ Kinahan. Era el patriarca de la banda y en los años ochenta acabó en prisión por traficar con heroína. El negocio se lo dio a sus hijos Daniel y Christy. Ambos controlan el negocio desde la Costa del Sol. Mientras, el progenitor se estima que puede haber fijado su residencia en Dubai.

Gerry ´el monje´ Hutch. Esta familia mafiosa está encabezada por Gerry ´el monje´ Hutch, que empezó su carrera criminal a los 10 años y no la ha abandonado al entrar en la cincuentena. Las estimaciones apuntan a que amasó una considerable fortuna con robos de bancos, asaltos en joyerías y estafas.

Comienzo de la guerra. El asesinato de Gary Hutch, se considera el verdadero punto de inflexión de la guerra entre las dos familias. Su persecución empezó en 2008. Los Kinahan, para los que trabajaba como matón, le acusaron de haberse apropiado de un cargamento de droga. A partir de ese momento comenzó su cacería.

Asesinato de Paddy Doyle. El 4 de febrero de 2008 en Estepona, Gary Hutch ya había sido definido como objetivo. Los matones dispararon contra él, pero acabaron con la vida de Paddy Doyle, otro hampón. La Policía interceptó un cargamento de droga.

Gerard Cavanagh. Su asesinato se cometió el 6 de septiembre de 2014 en un pub de Marbella. Dos asesinos le descerrajaron nueve disparos con armas automáticas al considerado cobrador de los Kinahan.

Gary Hutch. El crimen se cometió el 24 de septiembre de 2015 en la localidad malagueña de Mijas. Hutch, de 33 años, murió acribillado a balazos en la cabeza por varios matones.

Tiroteo en el Hotel Regency. La venganza por el crimen de Gary aguardó hasta febrero. Daniel Kinahan, hijo de ´el guapo´ se presenta como promotor de boxeo, aunque está considerado el actual cabecilla del clan. El intento de asesinato se convirtió en un remedo de una película de Tarantino. El pasado 5 de febrero tuvo que escapar por una ventana del Hotel Regency de Dublín. En el transcurso de un pesaje de dos púgiles, varios sujetos vestidos de negro, que se hacían pasar por policías, dispararon sus AK47 para acabar con su vida. También había una ´drag queen´ entre los matones. El tiroteo supuso la muerte a balazos de David Byrne.

Eddy Hutch. La respuesta al crimen de Byrne no se hizo esperar. Tres días después, el 8 de febrero, este veterano hermano de Gerry ´el monje´ fue asesinado en su domicilio. Se considera que ya no tenía relación alguna con el crimen organizado.

Noel Duggan. La venganza implacable de los Kinahan por el asesinato de David Byrne en el hotel Regency prosiguió. Este era uno de los tíos de Gary Hutch y fue asesinado en el interior de su coche cuando se encontraba en la localidad irlandesa de County Meath.

Martin O´Rourke. Su crimen el 14 de abril de 2016 se puede considerar el antecedente inmediato del asesinato el pasado miércoles del funcionario del ayuntamiento de Dublín Trevor O´Neill en Costa de la Calma. Al igual que este, ambas víctimas son inocentes padres de familia, que no tenían relación alguna con ninguna de las bandas rivales antes de morir tiroteados.

Michael Barr. Los Kinahan le consideraron uno de los presuntos autores del violento ataque en el Hotel Regency. Fue asesinado a la salida del pub Sunset House en Dublín.

Gareth Hutch. Este hermano de Jonathan Patrick Hutch fue asesinado el pasado 24 de mayo en Dublín. Fue tiroteado. Su crimen fue el detonante para que la Garda, la policía irlandesa, alertara a su hermano Patrick de que abandonara Irlanda, ya que no podían garantizar su seguridad.

Trevor O´Neill. Tuvo la desdicha de estar el miércoles en Mallorca a escasos metros de Patrick y tener un parecido razonable con él. Fue tiroteado por la espalda por un asesino a sueldo ante los ojos de su mujer y sus hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine