07 de agosto de 2016
07.08.2016
Fuego

Detenido un sospechoso de provocar tres incendios en cinco horas en Palma

La Policía investiga si causó otros dos fuegos, uno en Can Valero que obligó a desalojar a 50 personas, y otro en un pajar junto a la carretera de Manacor

07.08.2016 | 03:10
Los bomberos, el viernes durante la extinción del incendio de rastrojos en un solar de Nou Llevant.

La Policía ha detenido en Palma a un hombre de 44 años como supuesto autor de tres incendios de rastrojos declarados el viernes con apenas cinco horas de diferencia. El hombre fue sorprendido y retenido por vecinos de Nou Llevant tras pegar fuego a un solar del barrio con una bengala. Los investigadores sospechan que el acusado estaría detrás de otros dos siniestros similares: uno en Can Valero que obligó a desalojar a 50 personas y otro en el pajar de una finca próxima a la carretera de Manacor. Los agentes seguían recabando ayer pruebas para confirmar la implicación del detenido en estos fuegos.

El incendiario habría actuado en una jornada especialmente complicada para los bomberos, con cinco incendios forestales declarados en Palma, Petra, Manacor, Son Servera y Capdepera, que arrasaron unas 55 hectáreas de vegetación. Todos estaban ayer controlados o extinguidos y tanto el Ibanat como la Guardia Civil sospechan que varios de ellos habían sido provocados también de forma intencionada.
Los tres fuegos imputados al sospechoso se sucedieron entre las dos y las siete de la tarde. El primer comenzó en la calle Can Valero, en el polígono, junto al campo de fútbol del Penya Arrabal. Las llamas, azuzadas por el viento, y el humo se acercaron peligrosamente a las viviendas cercanas. Mientras los Bombers de Palma comenzaban a extinguir el incendio, se optó por desalojar a 50 personas de 20 casas y una caravana próximas, según informó la Policía. El fuego tardó varias horas en ser sofocado.

Poco antes de las cuatro de la tarde empezó a arder un pajar en una finca junto al camino de sa Síquia, cerca de Sant Jordi, en la carretera de Manacor. El incendio se extendió con rapidez y se temió por el estado de varios caballos de un establo próximo, que finalmente no resultaron afectados. La humareda afectó a la navegación aérea y desde la torre de control de Son Sant Joan se informó a los servicios de emergencias de las molestias que generaba a los aviones que llegaban o salían en ese momento de Palma.

El último de los tres incendios se declaró poco antes de las siete de la tarde, en un solar de la avenida México, junto al IES Antoni Maura, en la barriada de Nou Llevant. Varios ciudadanos sorprendieron al sospechoso cuando prendió fuego a los rastrojos con una bengala. Su colaboración fue crucial para que la Policía Nacional y Local, que acudieron al lugar junto a los Bombers, detuvieran al acusado. El hombre, identificado como A.R.S., de 44 años, fue trasladado a comisaría. Ayer por la mañana fue interrogado sobre su implicación en los tres incendios y por la tarde fue puesto a disposición del juzgado de instrucción número 6 de Palma, en funciones de guardia.

La Policía Nacional tiene claro que es el autor del incendio en Nou Llevant y sospecha de su implicación en los de Can Valero y la carretera de Manacor. Los agentes encargados del caso estaban a la espera de tomar declaración a testigos y recabar pruebas en ambos escenarios para confirmarlo.

Mientras tanto, el Ibanat y los Bombers de Mallorca continuaban trabajando para extinguir dos de los cinco incendios forestales declarados a lo largo de la jornada del viernes que seguían ardiendo. El más grave afectó a la finca de sa Vall, entre Petra y Manacor. En la zona seguían cuatro brigadas, un avión y dos autobombas del Ibanat, así como dotaciones de los Bombers de Mallorca. El fuego se dio por controlado a la una menos cuarto de la tarde tras quemar 45 hectáreas de matorral, según el balance provisional de la conselleria.

Los equipos de emergencias consiguieron apagar ayer tarde en el incendio declarado el viernes en las inmediaciones del cementerio de Manacor, que arrasó 8,2 hectáreas, casi la mitad de ellas de terreno agrícola.

El viernes se declararon otros tres fuegos forestales en Sant Agustí (Palma), en el Coll des Vidriers (Son Servera) y en Capdepera. Los dos primeros afectaron a 0,7 y 0,2 hectáreas respectivamente. El tercero fue controlado y extinguido en unos pocos minutos, informó la conselleria de Medio Ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine