06 de agosto de 2016
06.08.2016
Tribunales

Prisión por agredir a sus padres y quebrantar la orden de alejamiento

El acusado fue arrestado dos días seguidos por vulnerar la medida que le prohíbe acercarse a las víctimas

06.08.2016 | 02:45

Un juez de Palma ha encarcelado a un toxicómano de unos 40 años por quebrantar la orden de alejamiento que le impedía acercarse a sus padres, a los que supuestamente había agredido en varias ocasiones. El magistrado decretó el ingreso en prisión del acusado al entender que la medida cautelar no era efectiva, ya que el sospechoso fue arrestado dos días seguidos esta semana por vulnerarla.

El hombre protagonizó además un altercado en los calabozos de los juzgados de Vía Alemania antes de ser conducido al centro penitenciario, ya que insultó y realizó comentarios despectivos contra una agente de la Guardia Civil y el médico forense.

Según explicaron fuentes conocedoras del caso, el hombre arrastra desde hace años un grave problema de adicción a las drogas. Para poder comprar los estupefacientes en el poblado de Son Banya, solía acudir al domicilio de sus padres para exigirles dinero. Cuandos estos se negaban a dárselo para intentar evitar que continuara consumiendo, el sospechoso reaccionaba de manera violenta.

Al parecer, llegó a agredir a las víctimas en varias ocasiones para arrebatarles dinero en metálico o joyas para venderlas o canjearlas por drogas. Tras soportar varios episodios similares, los padres acabaron denunciando la situación que venían padeciendo desde hacía años.

Un juzgado de Palma trató de poner freno a estas agresiones e impuso al hombre una orden de alejamiento. La medida le impedía expresamente acercarse a sus progenitores, comunicarse con ellos y acudir a su domicilio. El acusado, sin embargo, hizo caso omiso a esta prohibición.

El pasado martes, el sospechoso fue detenido por la Policía Nacional. Los agentes comprobaron que se había saltado la medida cautelar y lo arrestaron por un delito de quebrantamiento. Tras pasar por comisaría, fue puesto el miércoles a disposición judicial. El magistrado que ese día se encontraba de guardia decretó su puesta en libertad, pero volvió a advertirle de que tenía prohibido acercarse a sus padres.

Tampoco este aviso surtió efecto y solo unas horas después el toxicómano fue arrestado otra vez por quebrantar la orden de alejamiento. El hombre volvió a ser conducido a Vía Alemania y puesto a disposición del juzgado de instrucción número 4 de Palma el jueves por la mañana. El magistrado ordenó entonces su ingreso en prisión preventiva.

En los calabozos del edificio judicial, el hombre insultó a una agente de la Guardia Civil que se encontraba allí y protagonizó otro incidente con el médico forense que lo examinó. Ambos rechazaron presentar denuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine