02 de agosto de 2016
02.08.2016

Intervenidas 243 cápsulas de 'gas de la risa' en s'Arenal

La Policía Local de Palma sorprendió ayer de madrugada a una joven holandesa que vendía globos llenos de óxido nitroso a los turistas

02.08.2016 | 02:45
Cápsulas de óxido nitroso, globos y dinero en efectivo intervenidos ayer en s´Arenal.

La Policía Local de Palma intervino ayer 243 cápsulas de óxido nitroso, conocido como 'gas de la risa', que una joven holandesa supuestamente vendía a los turistas en la zona de s'Arenal. La chica llevaba en una mochila, además de los envases, 250 globos que rellenaba de este gas para distribuirlo. Los agentes, además de intervenir el material, detectaron indicios de que esta joven y otros compatriotas trabajan de forma irregular a cambio de alojamiento y manutención para un establecimiento de la zona. Por ello, la Policía Local tiene previsto remitir las diligencias tanto a la conselleria de Salud, en lo que respecta al óxido nitroso, como a la de Trabajo por el presunto fraude laboral descubierto.

Los hechos ocurrieron hacia las cuatro y cuarto de la madrugada de ayer en la calle Cartago, informó la Policía Local. Unos agentes que patrullaban por la zona descubrieron en primera línea a una pareja hinchando globos con un sifón y cómo vendían uno a un turista. Los policías identificaron a los dos, una chica de 18 años y un chico de 21, ambos holandeses. Comprobaron que ella llevaba en una mochila 243 cartuchos de óxido nitroso, parte de ellos ya vacíos, así como 250 globos.

La mujer negó dedicarse a vender este gas, que produce efectos embriagadores durante unos cinco minutos, y aseguró haber comprado todo el material en una tienda cercana de la que no supo dar más señas para consumirlo con sus amigos.

La pareja señaló que reside en un piso de s'Arenal de Llucmajor junto a una veintena de compatriotas, la mayoría de los cuales trabaja repartiendo publicidad para un local de la zona a cambio del alojamiento y la manutención. Los policías contactaron en este local con varios holandeses que confirmaron esta información. Sin embargo, el encargado del local en cuestión negó que fueran empleados suyos. La Policía Local requisó el material, además de 105 euros en metálico que llevaba encima la chica holandesa, y elaboró un informe tanto por la venta del gas como por las supuestas irregularidades laborales descubiertas. Los hechos serán puestos en conocimiento de las conselleries de Salud y Trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine