31 de julio de 2016
31.07.2016

Capturan 5 kilos de cocaína al grupo que controlaba el narcotráfico en Magaluf

La Guardia Civil sorprendió a un hombre cuando bajaba de un taxi en Punta Ballena con 2 kilos de droga

31.07.2016 | 01:21

La operación antidroga 'Dajú', iniciada el pasado viernes y que ha supuesto la desarticulación de una activa banda de narcotraficantes que controlaba la venta de cocaína en Magaluf, se ha saldado de momento con cuatro detenidos y 4,8 kilos de cocaína incautados. La Guardia Civil prosigue con las pesquisas y no descarta que se produzcan nuevos arrestos en los próximos días.

La organización, integrada por ciudadanos británicos y españoles, abastecía de droga las principales zonas de ocio de Magaluf y, especialmente, Punta Ballena, donde tenían el dominio absoluto en la distribución de sustancias estupefacientes.

Los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Algaida llevaban desde el pasado mes de marzo tras la pista de los sospechosos. Iniciaron las investigaciones y vigilancias pertinentes a la banda tras tener conocimiento de las actividades ilícitas que venían realizando.

La cocaína era introducida en la isla en embarcaciones de recreo, en concreto, en yates particulares procedentes de la península que en ocasiones incluso hacían escala en Eivissa. La red tenía contacto con clanes de narcotraficantes gallegos, que les suministraban grandes partidas de droga de gran pureza, traída directamente desde Sudamérica. Sus ramificaciones también se extendían a la mayor de las Pitiüses, en especial a zonas de gran afluencia turística británica como Sant Antoni.

Una vez los alijos llegaban a Mallorca, luego eran almacenados en distintos domicilios, pisos 'guardería', donde se custodiaba la droga. A medida que necesitaban más sustancia, los integrantes de la banda acudían a los pisos francos de donde transportaban los estupefacientes a la zona de venta. Normalmente, estas viviendas donde se guardaba la droga no eran las casas en las que residían los cabecillas y distribuidores de la sustancia.

Fase de explotación

El pasado viernes por la mañana culminaron las pesquisas cuando los investigadores de la Guardia Civil detectaron el transporte de dos kilos de cocaína desde un piso de la calle Bernat Amer, en Palma, a la localidad de Magaluf.

Los agentes montaron un dispositivo especial y consiguieron detener al hombre que se encargaba de llevar los paquetes de droga hacia la zona turística calvianera. El sospechoso fue sorprendido 'in fraganti' cuando se apeaba del taxi que lo había trasladado hasta Magaluf. En ese momento, se le intervino el alijo de cocaína y quedó arrestado por un delito contra la salud pública.

Horas después, el viernes por la tarde, la Policía Judicial de Algaida practicó tres registros domiciliarios: uno en Palma y otros dos en Magaluf. En el primero, que se trataba de la vivienda en la que se almacenaba parte de la droga y que era frecuentada por el primero de los detenidos, junto a otra persona, los agentes se incautaron de más de 200 gramos de cocaína y cogollos de marihuana. Esta segunda persona también fue arrestada.

Luego, se llevaron a cabo otros dos registros en Magaluf. En ellos, los guardias civiles aprehendieron más de dos kilos y medio de cocaína y detuvieron a dos personas más de origen británico.

Así, la operación 'Dajú' acabó con la intervención de 4,8 kilos de cocaína, más de cuatro kilos de sustancia de corte, diez teléfonos móviles, material para adulterar la droga y 6.500 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine