30 de julio de 2016
30.07.2016

Detenido por estafar 20.000 euros con tarjetas de extranjeros

La organización enviaba a países africanos los artículos comprados con visas ajenas. Era su único medio de vida

30.07.2016 | 00:55

La Policía Nacional, en el marco de la Operación Allen, ha procedido a la desarticulación del cabecilla de un grupo criminal afincado en Palma y dedicado a la compraventa de productos a través de Internet que adquirían de forma fraudulenta empleando como medio de pago diferentes tarjetas bancarias propiedad de ciudadanos extranjeros.

Los investigadores detuvieron al líder del grupo, un varón de nacionalidad de Ghana de 25 años de edad, por los delitos de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

El destino final de estas adquisiciones fue la exportación a diferentes países africanos blanqueando el importe obtenido por todo ello. Este era el único medio de vida del entramado criminal.

La investigación llevada a cabo por funcionarios del Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos de la de la Jefatura Superior de Policía de Balears se inició a raíz de la denuncia interpuesta por parte de los representantes legales en las islas de una conocida marca comercial dedicada a la venta de mobiliario, decoración y menaje.

Desde la empresa denunciaron a la Policía que más de una decena de ciudadanos extranjeros habían reclamado a sus entidades bancarias la devolución de multitud de cargos devengados por compras realizadas online en el referido centro comercial, argumentando no haber efectuado las mismas. El importe defraudado hasta la fecha asciende a una cantidad superior a 20.000 euros.

Laboriosa investigación

Tras una laboriosa investigación y después de haber tomado multitud de declaraciones testificales, los agentes de la Policía Nacional procedieron a la entrada y registro de dos bienes inmuebles. Allí se incautaron de numerosos efectos adquiridos de forma ilícita, tanto a la empresa denunciante como a muchas otras.

Entre los objetos intervenidos se encontraban teléfonos móviles de alta gama, ordenadores portátiles, calzado deportivo y ropa de diferentes marcas . Estos artículos se valoraron en unos 50.000 euros.

Las gestiones de investigación para la localización de los restantes autores continúan al igual que se siguen desarrollando trabajos para localizar a diferentes víctimas, muchas de las cuales aún no han detectado haber sido estafados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine