12 de julio de 2016
12.07.2016
Operación Iron Belt

El juez envía a prisión a 12 detenidos en la gran operación antidroga

Los dos agentes de la Guardia Civil arrestados, ambos con antecedentes por tráfico de anabolizantes, y otros seis sospechosos quedaron en libertad bajo fianza

12.07.2016 | 02:45

Los líderes de la gran red de narcos detenidos la semana pasada por la Guardia Civil están ya en la cárcel. El juez dictó ayer de madrugada el ingreso en prisión de 12 de acusados, como solicitó el fiscal Antidroga Julio Cano, fijó fianzas de entre 3.500 y 25.000 euros para seis y ordenó la puesta en libertad de otros siete. Ya por la mañana, los dos agentes del instituto armado implicados en el caso, ambos con antecedentes por tráfico de anabolizantes y que estaban ya apartados del servicio por ese motivo, quedaron libres tras ser interrogados en el juzgado de guardia con fianzas de 3.500 y 7.000 euros.

La redada del pasado viernes, en la que participaron 300 guardias civiles para llevar a cabo 42 registros y 40 detenciones, permitió decomisar ocho kilos de cocaína, 42 de hachís, seis de marihuana, nueve de sustancias de corte y 200 pastillas de éxtasis. Además, fueron intervenidas cuatro armas de fuego y cinco simuladas, numerosas armas blancas, 11 vehículos de alta gama y unos 280.000 euros.

Entre los encarcelados ayer se encuentran los cabecillas de los clanes de 'Los Benabad' y 'La Eva', que controlaban el narcotráfico en la Part Forana y Son Banya, respectivamente. Las dos organizaciones, que los investigadores consideran desarticuladas, cooperaban para introducir en Mallorca grandes partidas de estupefacientes, y blanqueaban sus ingentes beneficios en empresas inmobiliarias y constructoras a través de testaferros. El narcotráfico les permitía llevar un elevadísimo tren de vida, con mansiones –en una de ellas hay cuatro jacuzzis– y coches de lujo. Eran, además, grupos violentos que disponían incluso de un zulo para torturar a quienes les debían dinero.

Prostitución de lujo

La ruta de la droga empezaba en Sudamérica, desde donde llegaba al puerto de Amberes (Holanda) oculta en contenedores. Allí era escondida en dobles fondos de vehículos que viajaban hasta la península y Mallorca. La persona encargada del transporte hasta España para los dos clanes controlaba además varios puntos de venta, regenta dos locales de alterne, uno de ellos de lujo situado en Bendinat, y está acusado de trata de blancas.

La operación 'Iron Belt' es uno de los mayores golpes al narcotráfico asestados en la isla en los últimos años. Tras 17 meses de investigación, la red ha sido desmantelada en tres fases diferentes entre mayo y la semana pasada tanto en Mallorca como en Madrid, Burgos y Segovia. En total, la Guardia Civil ha detenido a 94 personas, 40 de las cuales ingresaron en prisión, y ha retirado del mercado 24 kilos de cocaína, 45 de hachís, 11 de marihuana y cinco litros de ayahuasca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine