02 de julio de 2016
02.07.2016
Agresión machista

Ingresa en prisión el hombre que quemó a su pareja en Alcúdia al echarle gasolina

La juez le acusa de dos presuntos delitos de asesinato en grado de tentativa, a su mujer y a su hijo de dos años, y otro de incendio

02.07.2016 | 02:45
Dos agentes de la Guardia Civil sacan del juzgado al detenido por la agresión machista.

­A la cárcel. La juez de violencia sobre la mujer del Juzgado número 2 de Inca ordenó ayer el ingreso en prisión incondicional y sin fianza del hombre detenido en Alcúdia tras arrojar gasolina a su pareja y prenderle fuego. Está acusado de dos delitos de asesinato en grado de tentativa, a la mujer y a su hijo, y otro de incendio. El arrestado confesó: "Reconozco los hechos y me declaro culpable. Si no está conmigo, no está con nadie". El hombre apuntó a los celos como móvil de la agresión al sospechar que la víctima mantenía relaciones con otra persona.
Antes de las once de la mañana, agentes de la Guardia Civil trasladaron al detenido por esta brutal agresión machista desde los calabozos del cuartel de Pollença hasta los juzgados de Inca. El arrestado vestía una camiseta roja, pantalones cortos y tenía ambas piernas vendadas. En un principio, iba a ser puesto a disposición del juzgado de guardia, aunque se inhibió en favor de la sede judicial de violencia sobre la mujer.
El detenido prestó declaración en el juzgado durante escasamente dos horas. A continuación, la juez decretó su ingreso en prisión provisional y sin fianza.
Previamente, la tarde del jueves, el arrestado por este nuevo caso de violencia de género fue interrogado por los agentes del Instituto Armado en las dependencias del cuartel de Pollença.

Intentos de suicidio

Antes de su comparecencia en los juzgados, el acusado de la brutal agresión machista protagonizó dos intentos de acabar con su vida después de arrojar gasolina y prender fuego a su pareja y madre de su hijo. En primer término, el sujeto se arrojó a las ruedas de un coche patrulla de la Policía Local de Alcúdia que se había acercado a la casa rural del Camí de L´Hort dels Moros tras ser avisados por una vecina.
Tras ser detenido, el hombre, de 37 años, protagonizó otra tentativa de acabar con su vida mientras se encontraba encerrado en los calabozos del cuartel de la Guardia Civil de Pollença. Los agentes encargados de su custodia lo impidieron.
La víctima, por su parte, continúa ingresada estado muy grave en la Unidad de Quemados del hospital barcelonés de Vall d´Hebron. Allí fue trasladada en avión la tarde del miércoles, tras ingresar en primera instancia en Son Espases con quemaduras en el 80% de su superficie corporal.
La pareja se había mudado hacía dos años a esta casa rural del Camí de L´Hort dels Moros, en las afueras de Alcúdia, y tienen un hijo de esa misma edad. No constan denuncias previas por violencia de género, aunque él ya había sido denunciado por este motivo en una relación anterior.
Este brutal caso de violencia machista provocó una profunda conmoción en Alcúdia. De hecho, sobre las doce del mediodía del jueves un centenar de vecinos protestó en la calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine