02 de junio de 2016
02.06.2016

Juicio por tener un burro atado, sin comida y al sol en pleno verano

El fiscal pide 3 años de inhabilitación para tener animales y 6 meses de cárcel al payés de Costitx acusado

02.06.2016 | 09:05
El animal, al ser rescatado de la finca en Costitx en septiembre de 2014.

Un payés de Costitx juzgado ayer por maltratar a un burro que supuestamente tenía en una de sus fincas sin comida y atado al sol en pleno verano. Además, el animal fue hallado por la Guardia Civil con importantes lesiones en el hocico por la estrechez del arnés que lo sujetaba y desnutrido. El acusado, para quien la fiscalía pide seis meses de prisión y tres años de inhabilitación para tener animales, negó que tuviera desatendidos a los burros y aseguró que les daba agua y comida a diario y los ponía a la sombra.

El 2 de septiembre de 2014, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recibió una información anónima sobre el estado de dos burros en una finca de Costitx. Según explicó ayer el jefe del grupo, acudieron dos días seguidos al lugar y comprobaron que los dos asnos estaban atados. "Uno estaba a pleno sol y tenía heridas en el hocico y la parte trasera de la cola. Además, estaba más flaco", explicó el investigador, que agregó que los animales estaban los dos días en esas condiciones.

En la finca estuvo también una veterinaria de la conselleria de Agricultura, quien ayer calificó de "maltrato" la situación en la que estaba uno de los burros. "Estaba atado con una cadena, sin acceso a ningún tipo de sombra. El arnés estaba hundido en una herida infectada en el tabique nasal. Llevaba así por lo menos un mes", explicó esta profesional. También señaló que la nutrición del animal era "deficiente". Otra veterinaria aseguró que esa lesión podría haberle provocado la muerte, ya que requería tratamiento.

El acusado, por su parte, negó que los animales estuvieran desatendidos. Según su versión, acudía a diario a la finca para darles comida y ponerles agua. "Unos días les tocaba sol y otros sombra. Nunca quise causarles mal", afirmó. Respecto a las lesiones en el hocico apuntó que eran fruto de los movimientos del animal, ya que el arnés no estaba muy ajustado, y que le puso aceite de oliva como único tratamiento. Además, agregó que cuando se llevaron el burro no tenía ninguna herida en la parte trasera.

El fiscal consideró al concluir la vista al sospechoso autor de un delito de maltrato y pide una pena de seis meses de cárcel y tres años de inhabilitación para tener animales a su cargo. La defensa, por su parte, pidió la absolución e incidió en que nunca tuvo intención de causarle daño y que el burro se recuperó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine