18 de mayo de 2016
18.05.2016
Tribunales

Acepta dos años de prisión por herir a un joven con un tenedor

El acusado agredió con el cubierto en un ojo y la nariz al perjudicado en plena calle en Palma - El imputado tendrá que indemnizarle con 2.340 euros

18.05.2016 | 02:45
El acusado del ataque con un tenedor, de 45 años, poco antes de conformarse con los hechos.

Un acusado aceptó ayer en la Audiencia de Palma una pena de dos años de prisión por herir a un joven atacándole con un tenedor en el rostro en plena calle en el barrio de es Rafal, en la ciudad, en noviembre de 2014. El sospechoso, de 45 años, admitió los hechos ante el tribunal de la sección primera, que le impuso también una indemnización de 2.340 euros por las lesiones y las cicatrices faciales que le causó a la víctima.

El atacante agredió con el cubierto en un ojo y la nariz al perjudicado en la calle Pere Ripoll i Palou de Palma. El afectado resultó herido con laceraciones en la cara, el cuello y una lesión palpebral. Tardó diez días en curar y dos de ellos estuvo totalmente impedido para sus ocupaciones habituales. Además, precisó que los médicos le suturaran la herida ocular izquierda que padecía. Actualmente, le queda como secuela cicatrices faciales y en la órbita izquierda muy visibles que le causan un perjuicio estético valorado por el forense en dos puntos.

El imputado ayer compareció ante la Audiencia de Palma y se conformó con los hechos. "Sí, soy culpable de lo que he hecho y estoy de acuerdo con la pena", aseguró el hombre, vestido con cazadora y pantalón vaquero.
Inicialmente, la fiscalía reclamaba para él una condena de cuatro años de cárcel por un delito de lesiones con deformidad. Ayer por la mañana, el ministerio público rebajó la pena a dos años al apreciar la circunstancia atenuante de drogadicción.
Según la tesis de la acusación pública, en la fecha de los hechos, a principios de noviembre de 2014, el agresor, de nacionalidad española, era adicto a sustancias estupefacientes, por lo que tenía disminuidas levemente, pero no anuladas, sus facultades intelectivas y volitivas.
Ante el reconocimiento de los hechos, la presidenta de la sala dictó sentencia ´in voce´ contra el acusado y le impuso dos años de prisión por un delito de lesiones con la atenuante de toxifrenia y que indemnice a la víctima con 2.340 euros. El fallo es firme.

La agresión se produjo sobre las ocho menos cuarto de la tarde del pasado 8 de noviembre de 2014 cuando el imputado, con ánimo de lesionar la integridad física del perjudicado, atacó con un tenedor al joven en la nariz y el ojo izquierdo en la calle Pere Ripoll i Palou de Palma. Tras embestirle con el cubierto, la víctima sufrió heridas de consideración en el rostro y precisó asistencia médica.

Según fuentes cercanas al caso, el ataque tuvo lugar en plena vía pública después de que el perjudicado hubiera estacionado su vehículo en un vado para charlar con un allegado, con el que se acababa de encontrar. Tras una breve conversación, el conductor regresó de nuevo a su automóvil y se reincorporó a la circulación en la calle Pere Ripoll i Palou, en el barrio de es Rafal, en Palma. En ese momento, el sospechoso irrumpió en mitad de la calle andando y le cortó el paso, increpándole e insultándole. El agresor se aproximó a su coche, muy exaltado, y aprovechando que la ventanilla estaba parcialmente bajada le escupió. Entonces, el perjudicado se apeó del vehículo y, según su versión, recibió dos golpes. La víctima trató de reducir a su agresor, quien sacó un tenedor de su pantalón y de forma inesperada se lo clavó en la nariz y el ojo izquierdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine