Operación Portazo

Siete detenidos y más de medio kilo de cocaína incautada en una redada en Son Banya

Unos 70 agentes de la Policía Nacional tomaron ayer por la mañana el poblado y registraron cinco viviendas - El operativo permitió intervenir más de 20.000 euros

06.05.2016 | 02:45
Siete detenidos y más de medio kilo de cocaína incautada en una redada en Son Banya
Siete detenidos y más de medio kilo de cocaína incautada en una redada en Son Banya

Casi dos años después de la última gran redada en Son Banya, la Policía Nacional volvió a tomar ayer el poblado. El objetivo de esta nueva operación antidroga eran dos clanes, el de 'El Raúl' y el de 'La Eduvigis', que llevan tiempo sobresaliendo sobre el resto de narcos en ese territorio. El operativo se saldó con la detención de siete personas y permitió incautar más de medio kilo de cocaína, más de 20.000 euros procedentes al parecer de la venta de drogas y cantidades menores de hachís y heroína. A lo largo de la mañana y en presencia de tres secretarios judiciales, la Policía registró cinco viviendas utilizadas como puntos de venta de estupefacientes. Los arrestados fueron trasladados a comisaría, donde serán interrogados en las próximas horas para ser puestos a disposición judicial durante el fin de semana.

La 'Operación Portazo' culminó, tras semanas de investigación, ayer por la mañana. Al filo de las diez, un batallón formado por casi 70 policías irrumpió en Son Banya con el inspector jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), Antonio Suárez, a la cabeza. Los agentes aseguraron en primer lugar los cinco inmuebles investigados y se desplegaron, pertrechados con material antidisturbios, en los accesos a las cinco calles del poblado y su entrada principal, que quedó sellada. No hubo ni un conato de revuelta y la situación quedó enseguida bajo control.

Cocaína, heroína y hachís

Durante tres horas, los investigadores registraron a conciencia los inmuebles controlados por los dos clanes, repartidos en varias calles. Pronto comprobaron que sus sospechas estaban fundadas. En los domicilios aparecieron importantes cantidades de diversos tipos de droga y dinero en efectivo, según todos los indicios fruto del narcotráfico.

A lo largo de la operación fueron detenidas siete personas por su presunta relación con la distribución de estupefacientes, explicaron fuentes policiales. A la espera de llevar a cabo el pesaje oficial, los investigadores estimaban que la cocaína incautada superaba el medio kilo. La Policía intervino también numerosas dosis de hachís y heroína listas para su venta directa al consumidor, así como diversos útiles para la elaboración y la manipulación de la droga, como sustancias de corte y balanzas de precisión.

La 'Operación Portazo', cuyas pesquisas han sido tuteladas por dos juzgados de instrucción de Palma, ha supuesto también un duro golpe a las finanzas de los clanes investigados. Los cinco registros practicados ayer permitieron decomisar más de 20.000 euros en metálico, en billetes de diversos valores. La Policía tenía previsto llevar a cabo un recuento preciso en las próximas horas.

El operativo, en el que participaron efectivos del grupo de Estupefacientes, la Policía Científica, la brigada de Seguridad Ciudadana y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), se dio por concluido hacia la una de la tarde. Los siete detenidos fueron trasladados a dependencias policiales. Está previsto que en las próximas horas sean interrogados sobre su implicación con la venta de drogas y puestos a disposición del juzgado de guardia durante el fin de semana.

Con esta redada, la Policía pretende desmantelar dos de los clanes que mayor protagonismo han cobrado en los últimos años en Son Banya. Uno de ellos, el de 'El Raúl', es ya uno de los históricos y ha sufrido el azote policial en diversas ocasiones. De hecho, cuatro de sus miembros se enfrentan a una petición del fiscal de 23 años de cárcel en total por narcotráfico, a consecuencia de una operación de la Policía Nacional llevada a cabo en julio de 2013.

La redada de ayer pone fin a un largo paréntesis de 22 meses en los que ni la Policía ni la Guardia Civil han efectuado grandes operaciones en el poblado. Ambos cuerpos llevaron a cabo de forma conjunta el último dispositivo antidroga en junio de 2014. En aquella ocasión, fueron detenidos diez integrantes de dos clanes y se intervinieron un kilo y medio de cocaína y 18.000 euros.

Durante estos casi dos años de tregua en el poblado, tanto la Policía Nacional como el instituto armado han asestado importantes golpes al narcotráfico en diversos puntos de Mallorca, entre los que destacan la desarticulación del clan de 'El Pablo', el histórico narco de La Soledat, y la 'Operación Forana', que permitió incautar ocho kilos de cocaína en varios pueblos de la isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine