Piden 5 años por explotación e insalubridad a los dueños de dos restaurantes

El juicio tendrá lugar ante la sección segunda de la Audiencia de Palma el próximo miércoles a partir de las 9.45 horas

01.05.2016 | 18:12

La Audiencia de Palma juzgará el próximo miércoles por explotación laboral de sus trabajadores y por prácticas insalubres a los propietarios de dos restaurantes de Palma para quienes la Fiscalía pide condenas de 5 años de prisión para cada uno.

La Fiscalía considera que los dos acusados, propietarios de los dos restaurantes denominados El Olivo de Palma, vulneraron de forma sistemática los derechos de sus empleados entre 2013 y 2015, reconocidos tanto en el Estatuto de los Trabajadores como en el convenio colectivo del sector de la hostelería en Baleares, según recoge en su escrito de acusación.

Los empleados trabajaban entre 12 y 14 horas diarias aunque estaban contratos por entre 2 y 4, cobraban un salario por debajo de lo estipulado por ley, no cobraban las horas extraordinarias que realizaban, solo libraban un día a la semana y no tenían vacaciones remuneradas.

Además no cobraban mientras estuvieran de baja, no percibieron finiquitos y tenían restringidos los derechos para solicitar bajas por enfermedad y licencias por paternidad, bajo amenaza de despido.

La Fiscalía recoge en su escrito que los propietarios de los restaurantes insultaban a sus empleados y les imponían sanciones como descuentos en las propinas si se rompía algo de material como vasos o platos.

Para recortar los gastos y reducir los tiempos de espera de los clientes, los propietarios ordenaban a los trabajadores que realizaran prácticas insalubres como no fregar los platos, rellenar platos de comida con el sobrante de comandas anteriores, usar productos caducados, alimentos con los que no se había respetado la cadena de frío o recuperados de la basura.

La Fiscalía recoge en su escrito que una inspección de Sanidad detectó además deficiencias como la presencia de útiles de limpieza en la zona de elaboración de la cocina, comida descongelada a temperatura ambiente y presencia de pan y otros alimentos en la zona de almacenaje de productos químicos.

El acusador público solicita que cada uno de los dos acusados sea condenado a 3 años y seis meses de cárcel por un delito contra los derechos de los trabajadores y a 1 año y 6 meses por un delito contra la salud pública.

Solicita además que paguen multas por un total de 10.800 euros y que el tribunal los inhabilite para todo tipo de comercio o profesión relacionada con la alimentación por un tiempo de 5 años.

El juicio tendrá lugar ante la sección segunda de la Audiencia de Palma el próximo miércoles a partir de las 9.45 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine