Detenido un empresario de transporte escolar por explotar a sus trabajadores

El propietario obligaba a los conductores a trabajar muchas más horas de las permitidas por tráfico y manipulaba los tacógrafos bajo amenaza de despido

09.04.2016 | 00:56

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, uno de ellos propietario de una conocida empresa de transportes de Mallorca, por un delito contra el derecho de los trabajadores, que denunciaron irregularidades contra ellos y del desarrollo de la actividad de la compañía.

La empresa, detalló en una nota de prensa la Policía Nacional, se se dedica al transporte público de turistas y de menores para llevarlos a los centros educativos. Los otros tres detenidos eran encargados de los diferentes departamentos de la empresa.

La investigación se inició a raíz de la declaración de varios trabajadores que manifestaban trabajar bajo unas circunstancias que coartaban y limitaban sus derechos y que aceptaban por temor a represalias, que en algunos casos llegaban al despido.

Los trabajadores relataron que fueron contratados por un número de horas inferior a las que realmente hacían, con categorías o puestos asignados distintos a los que desempeñaban.

Además, denunciaron que no se respetaban los descansos obligatorios en horas de conducción continuada, reguladas en la ley de tráfico, hasta la supresión de los días libres por necesidades del servicio.

Asimismo, los empleados manifestaron sufrir coacciones y sanciones si se negaban a cumplir las órdenes dadas por los principales representantes de la empresa, que aceptaban por temor a perder su trabajo. Todos los denunciantes coincidieron en se manipulaban los tacógrafos por indicación de los representantes de la empresa, para las situaciones en las que se superaba el número de horas legalmente establecidas de conducción continuada.

Los conductores debían llevar un doble juegos de discos y tacógrafos para cambiar el número real de horas de conducción en caso de inspección policial.

Además, en la empresa se estarían cometiendo una serie de irregularidades en la utilización de vehículos en mal estado, lo que que no cumpliría la normativa de medidas de seguridad, a pesar de que muchos de ellos se dedican al transporte de personas y menores de edad, con el riesgo que eso conlleva para los usuarios.

Pasajeros en peligro

Investigadores de la UCRIF de la Policía Nacional comprobaron muchas de estas irregularidades. Las quejas por escrito de los trabajadores sobre deficiencias en los vehículos eran contestadas por la dirección con insultos.

Finalmente, los agentes detuvieron a los responsables de los delitos contra los derechos de los trabajadores denunciados. Las diligencias fueron remitidas al Juzgado. Las irregularidades cometidas por la empresa ponían en riesgo la vida de los pasajeros, de los conductores y del resto de usuarios de la vía pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine