La complicada captura de un ladrón escurridizo

16.03.2016 | 01:01

La búsqueda del supuesto autor de la agresión al bebé y el robo del teléfono móvil a su madre se ha prolongado durante casi nueve meses. Desde que ocurrieron los hechos el 17 de junio de 2015 hasta la detención del acusado, anteayer por la mañana, los agentes de la comisaría de distrito centro han llevado a cabo numerosas gestiones para intentar localizarlo.

Durante todo este tiempo, el sospechoso se ha mostrado muy escurridizo. Los agentes han comprobado que ha residido en localidades de la Part Forana, como Montuïri o Santa Maria. Hace unos días, los investigadores tuvieron conocimiento de que al parecer se había instalado de nuevo en Palma, por lo que estrecharon el cerco sobre él hasta conseguir capturarlo el pasado lunes a las diez de la mañana en la barriada de Son Gotleu.

El sospechoso, un joven marroquí de 24 años, tiene en su haber un solo antecedente policial por el mismo delito que ahora se le imputa, un robo con violencia cometido hace unos meses.

Tras su captura, apenas ha pasado 24 horas privado de libertad, ya que ayer quedó libre por orden judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine