El temporal de lluvia y viento deja un reguero de incidentes en Palma

Una gran palmera se partió en el Paseo Marítimo, bajo es Jonquet, y cayó entre dos vehículos estacionados y otra se desplomó en el Passeig Mallorca - Los bomberos atendieron durante todo el día una decena de incidencias leves

28.02.2016 | 01:45
El temporal de lluvia y viento deja un reguero de incidentes en Palma

La cifra

  • 120 km/h: Capdepera y Portocolom registran las mayores rachas de viento

    El temporal no causó incidentes en la Part Forana, pese a los 112 kilómetros que alcanzó el viento en Capdepera y Portocolom y los 87 registrados en sa Pobla.

El temporal de lluvia y viento dejó ayer un reguero de incidentes en Palma. Los bomberos atendieron a lo largo de la desapacible jornada una decena de avisos por árboles, macetas, cubiertas y otros objetos que cayeron o amenazaban con hacerlo. El más aparatoso, una enorme palmera que se partió a las once de la mañana en el jardín del Paseo Marítimo, bajo es Jonquet. El tronco acabó entre dos vehículos, que sufrieron algunos daños, y fue necesario cortar la circulación hasta que los bomberos lo cortaron y retiraron.

Ya de madrugada, hacia las cuatro, otra palmera se desplomó en el Paseo Mallorca y cayó sobre un árbol, que los bomberos serraron para evitar riesgos mayores. Los equipos de emergencias acudieron durante la mañana a la calle Francisco Fiol i Juan por la caída de una gran tiesto y aseguraron un tejado de uralita que corría riesgo de desprenderse por las fuertes rachas de viento. A lo largo del día se produjeron otros incidentes de escasa entidad en la ciudad, que fueron solventados en cuestión de minutos.

En el resto de la isla, el mal tiempo no causó problemas pese a las fuertes rachas de viento registradas y los Bombers de Mallorca no efectuaron salidas vinculadas con el temporal. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en Capdepera llegaron a los 112 kilómetros por hora, mientras en Portocolom y en Alfàbia se alcanzaron los 105 y en sa Pobla los 87.

El temporal llegó acompañado de un notable descenso de las temperaturas en toda Mallorca. La máxima cayó en Palma cuatro grados con respecto al viernes, pasando de 17 a 13. En Lluc se registraron ocho décimas negativas y en Llucmajor y Binissalem no superaron los siete grados en todo el día. Las precipitaciones, con algunos episodios de granizo, llegaron a los 21 litros y medio por metro cuadrado en Son Torrella (Escorca), mientras en Capdepera recogieron 17 y en Porreres 14.

La isla permaneció en alerta amarilla durante todo el día por las intensas rachas de viento, que en el sur se elevó a naranja por los fenómenos costeros adversos. Las olas llegaron en algunos puntos a los cinco metros. Mallorca seguirá hoy con el nivel intermedio de alerta, ya que las predicciones apuntan a un domingo de lluvia, viento y nieve.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine