Guardia Civil y Policía Nacional intervienen dos kilos de cocaína en dos operaciones

El Instituto Armado se incauta de 181 kilos de polen de hachís y desmantela una banda de marroquíes que actuaba en el Pla

27.02.2016 | 02:25
Cocaína, dinero, teléfonos y aparatos tecnológicos intervenidos por la Guardia Civil el miércoles.

Golpe contra el narcotráfico en la isla por partida doble. Guardia Civil y Policía Nacional han aprehendido esta semana dos kilos de cocaína en dos operaciones antidroga distintas en la part forana y en Palma. El Instituto Armado se incautó además de 181 kilos de polen de hachís de gran calidad, más de 15.000 euros y dos vehículos y detuvo a siete personas, entre ellas el líder de la banda, un ciudadano marroquí asentado en Inca. La denominada operación 'Kados' ha permitido el desmantelamiento de un activo grupo que se dedicaba a la introducción y distribución de cocaína y hachís en todo el Pla de Mallorca. Los investigadores del EDOA efectuaron tres registros el pasado miércoles en Palma, Inca y Felanitx y constataron que los narcos tenían previsto huir de España hacia Marruecos de forma inmediata.

Un día después, el jueves, la Policía Nacional culminó la operación 'Gogó', que se saldó con nueve arrestados, la mayoría originarios de Colombia, por delitos conta la salud pública por presuntamente traficar con cocaína en locales de ocio nocturno del Paseo Marítimo de Palma. Entre los detenidos se encuentra un joven de origen uruguayo muy conocido en la zona y con innumerables contactos por haber trabajado en la noche como relaciones públicas y gogó en los últimos años.

El Grupo de Estupefacientes de la UDYCO de la Policía ha desarticulado la organización criminal tras llevar a cabo siete registros domiciliarios. El pasado jueves, los agentes inspeccionaron cinco inmuebles en la ciudad, con la autorización del juzgado de instrucción número 4 de Palma, encargado de la investigación. En uno de los pisos francos de la banda, los policías descubrieron el grueso de la droga, cerca de un kilo de cocaína. El domicilio había sido alquilado por dos sospechosos de origen colombiano, que fueron arrestados.

Los investigadores también aprehendieron sustancias de corte y 5.000 euros en metálico, así como útiles para el procesamiento, corte y dosificación de la cocaína. Entre los efectos intervenidos había una prensa, un gato hidráulico, moldes, siete balanzas de precisión y otros materiales para preparar las papelinas.

La organización desarticulada se dedicaba a la venta de cocaína a mediana y pequeña escala, cuyo destino final principalmente eran los locales de ocio del Paseo Marítimo de Palma, según informó ayer la Policía Nacional. Dos de los supuestos integrantes de la banda ingresaron en prisión por orden judicial el pasado domingo 14 de febrero, como adelantó DIARIO de MALLORCA.

Operación 'Kados'

Por otro lado, la operación antidroga de la Guardia Civil se inició a partir de un fleco de otra investigación, 'Constante', que sacó a la luz a uno de los proveedores, un marroquí residente en Inca. Los agentes se centraron desde el principio en el líder de este nuevo grupo, quien ayudándose de diferentes contactos dentro del mundo del narcotráfico, conseguía polen de hachís, de gran calidad, para distribuirlo por la isla a diferentes clientes. Esta banda actuaba sobre todo en el Pla de Mallorca y contaba con la complicidad de un transportista, que trasladaba los alijos ocultos en un camión desde la península. La droga normalmente procedía de Marruecos.

La Guardia Civil averiguó que el pasado 2 de febrero llegaba un importante cargamento de estupefacientes a Palma por vía marítima. Así, a las ocho y media de la mañana, los investigadores siguieron a un camión de cervezas que se paró en un polígono industrial junto a la carretera de Manacor, antes de Son Ferriol. Allí, el camionero contactó con el jefe del grupo, quien recogió seis fardos con 181 kilos de polen de hachís. Los agentes le vigilaron, pero el líder se dio cuenta y emprendió la huida a toda prisa hacia Manacor, donde ocultó la droga en un descampado. A primeras horas de la tarde, la Guardia Civil logró intervenir el alijo. El cabecilla se había escondido en el centro de la isla. Días después, el pasado miércoles fue arrestado tras los tres registros en Inca, Palma y Felanitx.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine