Un precedente similar se vivió en Puntiró en 2003

Un hombre de 36 años murió y su padre de 77 años estuvo en estado grave por comer alimentos en mal estado

13.02.2016 | 02:45

La trágica muerte de dos hombres de unos 40 años encontrados ayer en la finca Son Coc de Sineu, presuntamente por comer alimentos en mal estado, tiene un precedente muy similar. Hace 13 años, un hombre de 36 años falleció en Puntiró y su padre de 77 años fue atendido en estado muy grave por idéntico motivo.

El hallazgo de los cuerpos se efectuó también en una caseta el 24 de octubre de 2003, Al parecer, el padre y el hijo la estaban construyendo en una finca de Puntiró, en el término municipal de Palma.

Esa mañana, una persona que les estaba ayudando a construir la casa se encontró con las dos víctimas en sus respectivos dormitorios. Una de ellas ya había fallecido y la otra se encontraba inconsciente con serios problemas para respirar.

Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía abrieron una investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido. Asimismo, una comisión de judicial se trasladó desde los Juzgados de Palma para determinar cómo se produjeron las muertes.

Las ambulancias del Ib-salut tuvieron serios problemas para acceder al lugar y encontrar la caseta. Las asistencias sanitarias no pudieron hacer nada por la vida de una víctima y certificaron su defunción. Mientras, el padre fue trasladado hasta el hospital Son Llàtzer en estado grave, con serias dificultades respiratorias.

Tras realizar una minuciosa inspección ocular, los investigadores concluyeron también que la causa de la muerte del hombre y de los problemas respiratorios de su padre también era una intoxicación alimentaria. En concreto, culparon a unas latas de sardinas que habían consumido momentos antes.

Todos los indicios recabados apuntaban a que las conservas se encontraban en mal estado. Al sentirse mal, el padre y el hijo se fueron a sus respectivos dormitorios. El primero tenía seria dificultad para respirar y su hijo falleció.

Las pesquisas apuntaron a que ambos podrían haber contraído el botulismo. La toxina botulínica actúa paralizando todos los músculos del cuerpo y, si no es tratada a tiempo, causa la muerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine