La banda detenida exportaba los vehículos robados a toda Europa

Un Mercedes sustraído en Mallorca fue descubierto en la frontera entre Serbia y Bulgaria

12.02.2016 | 02:37

Coches robados en Mallorca acababan en la otra punta de Europa. La banda de ladrones de vehículos detenida esta semana por sustraer unos 50 vehículos de los depósitos municipales de Palma y Calvià exportaba los automóviles tanto a la península como a otros países. Los investigadores de la Policía Nacional continúan realizando gestiones para desarticular por completo la organización, mientras analizan el material incautado para recabar más pruebas. Al menos uno de los cinco sospechosos arrestados anteayer quedó en libertad tras ser interrogado en comisaría.
Según explicaron fuentes policiales, las pesquisas han permitido recuperar el 70% de los vehículos desaparecidos. Uno de ellos, un Mercedes de unos 15 años de antigüedad, fue interceptado hace unos meses en la frontera entre Serbia y Bulgaria. Al comprobar la matrícula, las autoridades descubrieron que el vehículo figuraba como sustraído. El turismo había sido retirado por miembros de la banda de uno de los depósitos de Mallorca en los que actuaban aportando documentos judiciales falsificados.
Los investigadores de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Jefatura de Palma han constatado que parte de la organización operaba desde Sevilla, donde se han practicado varias detenciones relacionadas con este caso. Una parte del medio centenar de coches robados en la isla fueron transportados a la península y de allí a varios países de Europa, donde era vendidos sin que al parecer los compradores conocieran su origen ilícito. La organización también se dedicaba a desguazar los coches más antiguos para venderlos por piezas, lo que ha complicado a la Policía seguir su rastro.
La pesquisas comenzaron en octubre pasado, cuando se descubrió que siete vehículos habían sido retirados de forma irregular del depósito municipal de Son Toells. Tres hombres fueron arrestados y encarcelados entonces por utilizar autos judiciales falsificados para llevarse automóviles que habían sido embargados o incautados en operaciones policiales. Así consiguieron hacerse con unos 50 vehículos cuyo valor superaría el millón de euros, según las estimaciones de los agentes. La trama se extendió a la península y hace unas semanas fue arrestado uno de los cabecillas en Sevilla.
Anteayer, la Policía llevó a cabo seis registros en cinco domicilios de Palma y la capital andaluza y un desguace del polígono Son Castelló vinculado a la organización. En esta última fase de la operación han sido arrestadas cinco personas, según explicaron fuentes policiales, que apuntaron que el operativo sigue abierto para desmantelar por completo la red.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine