Meteorología

Las fuertes rachas de viento provocan destrozos en la isla

Los paneles de Ses Voltes fueron derribados y el bosque de Bellver permaneció cerrado al público

11.02.2016 | 08:00
Paneles multicolores de Ses Voltes derribados ayer por el fuerte vendaval registrado en Palma.
Las fuertes rachas de viento provocan destrozos en la isla

Las fuertes rachas de viento registradas la tarde del martes y la madrugada de ayer provocaron 44 incidentes relacionados con la caída de objetos y ramas de árboles. Algunos troncos tuvieron que ser retirados de la carretera por el peligro que representaban para la circulación.
De las 44 llamadas alertando de incidencias que recibió el Servicio de Emergencias del 112, un total se registraron en Palma, siete en Sóller, cuatro en Calvià, tres en Esporles y uno en Bunyola, Felanitx, Valldemossa, Sencelles, Escorca, Eivissa y Sant Josep.
Uno de los incidentes más destacados ocurrió en la capital balear. Los paneles multicolores colocados en Ses Voltes fueron derribados debido a las fuertes rachas de viento. Efectivos de la Policía Local cerraron los accesos al recinto. Mientras, operarios municipales se encargaron de colocar y asegurar estos elementos para evitar que se volvieran.

Otra medida de precaución que se adoptó ayer fue el cierre de los accesos al bosque de Bellver. Un cartel alertaba de que se prohibía caminar entre los árboles y solo se permitía transitar por los caminos principales. Esta medida de precaución pretendía evitar que cualquier persona que se adentrara entre los árboles fuera alcanzada por ramas derribadas por las fuertes rachas de viento.
Dotaciones de Bombers de Palma tuvieron que retirar de la calzada dos árboles desplomados en la calzada de la lujosa urbanización Son Vida. Los bomberos trocearon los troncos y sobre las tres de la madrugada regresaron a los parques.


Mucho más laborioso fue retirar un árbol de grandes dimensiones caído a espaldas del Monasterio de La Real. Los bomberos estuvieron cinco horas, desde las diez de la noche hasta las tres de la mañana, retirando el tronco. En su caída, el tronco arrastró los cables de teléfono. El tráfico permaneció cerrado este tiempo, aunque por fortuna es una zona muy poco transitada.


El viento volcó un velero de 20 metros que estaba en dique seco en el Port d´Andratx. LORENZO GUTIÉRREZ

En el Port d´Andratx, el viento volcó de madrugada un velero de unos 20 metros que estaba en dique seco en el club de vela. El vendaval arrancó la tarde del martes tejas en el edificio del antiguo Banco de Sóller. Una autoescala de Bombers de Mallorca acudió a retirarlas.
El puerto de Ciutadella permaneció cerrado al tráfico marítimo debido al fuerte oleaje desde la tarde del martes. Fue reabierto sobre las tres de la tarde de ayer.

Mallorca se vio afectada durante los dos últimos días por fuertes rachas de viento que alcanzaron los 112 kilómetros por hora. Esta cifra fue registrada en la Serra de Alfàbia a las tres menos veinte de la madrugada. Las rachas máximas se registraron principalmente en el sur-oeste de Mallorca, al tratarse de viento procedente del oeste y no de la Serra de Tramuntana. El viento alcanzó en Campos los 76 kilómetros por hora, y Palma llegó a máximas de 74. En el caso de Eivissa y Menorca llegaron hasta los 78 y 71.
La confluencia entre las altas presiones del norte y del sur es la causa de estos fuertes vientos. El viento también es responsable de las escasas precipitaciones. En el caso de que se acercara un frente de lluvia, el viento acelerará su paso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine