El Supremo rebaja la pena de 15 a 13 años y medio a un homicida de Maó

El Alto Tribunal rechaza que hubiera alevosía y pasa de asesinato a un homicidio con abuso de superioridad

03.02.2016 | 10:36
El hombre condenado por el crimen de Maó, en el juicio.

El Tribunal Supremo ha rebajado la condena de 15 años de prisión por asesinato a 13 años y medio por homicidio con la agravante de abuso de superioridad para Willi Fernando C.I., el ciudadano colombiano que mató a cuchilladas a su amigo Mohamed Achekhlaf, de 23 años, en su domicilio de Maó el pasado 16 de abril de 2013.

El Alto Tribunal ha estimado el recurso de casación interpuesto por el letrado defensor Miguel Mir contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) y ha anulado parcialmente el fallo al considerar que no concurre la alevosía en los hechos. Así pues, la sala califica el delito como un homicidio con la circunstancia agravante de abuso de superioridad, ya que el acusado utilizó dos cuchillos para perpetrar el crimen, y no como un asesinato. También se aprecia la atenuante de arrebato, obcecación u estado pasional ya que el condenado padecía una ligera disminución de la conciencia y la voluntad por los celos que sentía.

El Supremo ha tenido en cuenta tanto la persistencia en la agresión mediante la utilización sucesiva de las dos armas blancas como su obcecación para fijar la pena en el tramo medio de 13 años y seis meses de cárcel.

El Alto Tribunal rechaza la alevosía sorpresiva por la falta de congruencia con lo que declaró probado el jurado popular, que se refirió a esta circunstancia en una primera agresión con un cuchillo de podar, cuando la víctima fue atacada de forma repentina e inesperada y no pudo defenderse. Luego, el arma se rompió y el acusado cogió otro cuchillo con el que le apuñaló en brazos, cara, esternón y el hemitórax izquierdo hasta causarle la muerte. La sala detalla que en esta segunda agresión no se puede calificar la alevosía como sobrevenida bajo la forma de desvalimiento de la víctima. El crimen se produjo en Maó tras una pelea por los celos que sentía el homicida por la intensa relación que mantenía su amigo con su esposa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine