La Policía desprecinta otros tres locales ligados a la mafia laboral en Marratxí

El juez permite reabrir tres establecimientos más clausurados en diciembre, una vez subsanadas las irregularidades detectadas

22.01.2016 | 10:27
Dos agentes se disponen a levantar el precinto en un local clausurado en Marratxí.

La Policía Nacional levantó el precinto ayer al mediodía de otros tres locales que fueron clausurados en diciembre por orden judicial por su vinculación con la mafia laboral. Se trata de tres establecimientos del sector de la restauración ubicados en un centro comercial de Marratxí, que pertenecen a una misma sociedad investigada en el entramado de presunta explotación laboral, fraude a la Seguridad Social y contra la hacienda pública. El magistrado del juzgado de instrucción 1 de Palma Juan Manuel Sobrino, que instruye el caso, ha permitido la reapertura de estos tres negocios una vez se han subsanado las irregularidades detectadas. Así, todos los empleados han visto regularizada su situación y cuentan con contratos de trabajo que se ajustan a las horas que realmente desempeñan.

Además, el juzgado palmesano encargado de investigar la trama ha nombrado a un administrador judicial, un economista, para que controle la actividad de estos tres locales ahora desprecintados en Marratxí. Con estas tres nuevas reaperturas, son ya cuatro los establecimientos a los que se les ha levantado el precinto, después de que el pasado viernes los agentes dejaran sin efecto también esta medida cautelar en un restaurante de la plaza de Cort de Palma, como informó ayer DIARIO de MALLORCA. La 'Operación 14', que culminó a mediados de diciembre de 2015 por parte de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) de la Policía Nacional, se ha saldado hasta el momento con 18 detenidos, seis de ellos encarcelados, y 33 locales clausurados en Palma, Marratxí y Valldemossa. Las pesquisas siguen abiertas y no se descarta que se produzcan nuevos arrestos.

La Audiencia de Palma ha confirmado la situación de prisión provisional para los cabecillas de la red, entre ellos los hermanos Juan Antonio y Jerónimo S.G., que cuentan con decenas de sociedades y locales de restauración en la isla. Ambos tienen un largo historial de sanciones administrativas que sorprendentemente sufrieron un parón entre 2011 y 2015, hecho que está siendo investigado, así como su presunta relación con uno de los jefes de la Patrulla Verde de la Policía Local de Palma, también encarcelado por el caso de la corrupción policial en Sant Ferran. Además, se está indagando sobre los chivatazos que presuntamente recibía el entramado cuando iban a producirse inspecciones en sus establecimientos.

Las pesquisas se encuentran aún en una fase muy inicial y los agentes están estudiando la documentación intervenida. La Audiencia de Palma considera razonada y justificada la situación de prisión provisional para los principales acusados.

Ayer a la una del mediodía, los policías de la UCRIF desprecintaron los tres locales de Marratxí, una medida que pretende beneficiar a los trabajadores parados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine