Inca

Muere un joven de 28 años al chocar su coche con un caballo

El animal estaba suelto por la carretera y fue embestido previamente por un vehículo todoterreno que se encontró con él

18.01.2016 | 07:50
El coche siniestrado tras chocar con el animal.

El apunte

  • Consternación en Lloseta por la muerte de Miquel Àngel Pol

    La muerte del joven Miquel Àngel Pol, de 28 años, causó ayer una profunda consternación en Lloseta. Durante el partido de fútbol que enfrentó ayer al Llosetense con el Eldense se guardó ayer un sentido minuto de silencio en recuerdo de la víctima fallecida apenas la noche anterior, tras encontrarse un caballo herido tendido en mitad de la carretera. De hecho, el joven había jugado en este equipo de segunda B hacía dos temporadas y seguía muy estrechamente vinculado a la formación de su pueblo y era muy aficionado al deporte. El padre de la víctima, presidente de la Federación de Petanca, también es una persona muy conocida en la localidad y le transmitieron el pésame. La noticia del fallecimiento de Miquel Àngel Pol no tardó en propagarse rápidamente por las redes sociales. Una gran cantidad de allegados del joven expresaron sus condolencias a la familia y se mostraron conmocionados por su muerte en dicho accidente.

Un caballo desbocado en la carretera entre Inca y Lloseta fue el causante de dos accidentes en pocos minutos, uno de ellos de consecuencias mortales. Un joven de 28 años, vecino de esta última localidad, falleció tras chocar contra el animal, que estaba herido después de haber sido alcanzado por un todoterreno.

El accidente de tráfico ocurrió sobre la 1.50 horas de ayer en el kilómetro 1,600 de la MA-2110, la carretera que conecta Inca con Lloseta, poco después de salir de la capital de es Raiguer hacia la segunda localidad.

Por razones aún desconocidas, un caballo se encontraba suelto de noche en mitad de la carretera. La conductora de un todoterreno se encontró, de repente, con el animal y no pudo evitar colisionar contra él. La gruesa carrocería reabsorbió el grueso del impacto y la mujer resultó ilesa. Eso sí, con un monumental susto.

La víctima detuvo su vehículo y permaneció en el lugar para reponerse. A continuación, avisó con su teléfono móvil a los servicios de emergencia para alertar de que un caballo estaba suelto de noche en la carretera y avisó de que acababa de chocar contra él.

Instantes después, un Ford Fiesta con dos jóvenes, vecinos de Lloseta, se adentraron en dicha carretera. Miquel Àngel Pol Juan, de 28 años, iba al volante y se encontró de repente con el equino malherido en mitad de la calzada.

El conductor no logró evitar colisionar contra el animal. A continuación, el coche se salió por el lado izquierdo de la carretera, chocó contra un talud y volcó. El joven que iba al volante falleció en el acto y su cuerpo quedó aprisionado en el interior. En cambio, el acompañante, de 36 años, salió despedido y solo presentaba heridas de carácter leve.

Las asistencias sanitarias del Ib-salut se desplazaron rápidamente al lugar del accidente de tráfico para atender a las víctimas. El conductor del coche siniestrado, ya fallecido, estaba aprisionado en el interior de su vehículo.

Dotaciones de Bombers de Mallorca, procedentes de los parques de Inca y Alcúdia, acudieron a la carretera para excarcelar del coche a la víctima mortal.

Las asistencias sanitarias solo pudieron certificar la muerte del joven conductor. Mientras, el acompañante fue trasladado en la UVI móvil hasta el cercano hospital de Inca en estado menos grave.

Tras tener conocimiento del accidente, efectivos tanto de la Policía Local de Inca como de la de Lloseta se desplazaron hasta el lugar del siniestro. Asimismo, agentes de la Guardia Civil de Tráfico se encargaron de abrir una investigación para esclarecer el siniestro.

Los agentes del Instituto Armado comprobaron que el caballo tenía chip y esperaban identificarlo y localizar al dueño para averiguar por qué estaba suelto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine