15 detenidos en Palma por favorecer la inmigración ilegal china

El cabecilla, un asesor de origen chino, expedía contratos de trabajo de empleadas del hogar, cuando realmente ejercían la prostitución

23.12.2015 | 14:33

La Policía Nacional ha detenido en Palma a 15 personas y ha dictado orden de busca y captura para 11 más en la desarticulación de un grupo organizado dedicado a favorecer la inmigración ilegal de mujeres chinas, al falsificar contratos de trabajo como empleadas del hogar cuando ejercían la prostitución.

Los detenidos por varios presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, falsedad documental, fraude y favorecimiento de la inmigración ilegal, formaban una red criminal organizada y enmascarada tras una asesoría ubicada en la calle Joan Bauzá de la capital balear, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

Según la Policía, la asesoría tramitaba expedientes administrativos para organismos como la Delegación de Extranjería en Baleares, la Tesorería General de la Seguridad Social y Delegación de Hacienda.

La persona de confianza de la asesoría, de origen chino y muy conocida entre sus compatriotas, realizaba toda clase de formalidades documentales presuntamente fraudulentas para legitimar la estancia y residencia en territorio nacional de personas de su misma nacionalidad.

El detenido aprovechaba su puesto de trabajo en connivencia con personas que previamente había reclutado para la participar en los hechos delictivos a cambio de pagos de entre 2.000 y 2.500 euros, según ha averiguado la Policía Nacional, que ha actuado en esta operación con la colaboración de la Oficina Única de Extranjería.

La investigación se inició a finales del pasado septiembre al detectarse un incremento llamativo de empleadas de hogar de origen chino y averiguarse que en realidad ejercían la prostitución.

Tras analizar la documentación presentada por estas personas de origen chino en la oficina única de Extranjería, solicitando autorización de residencia y trabajo, los funcionarios detectaron irregularidades que fueron contrastadas con diversos organismos públicos así como con las bases de datos policiales.

El hallazgo de numerosas contradicciones permitió averiguar que dichas solicitudes se estaban cursando en fraude de ley.

Fruto de esta operación, la policía ha detenido a 15 personas en Palma, incluido el cabecilla, casi todas ellas de origen chino, por los presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración ilegal.

Además al no poder localizar el resto de personas supuestamente implicadas, la policía ha dictado contra ellas orden de búsqueda y captura para su futura detención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine