Prisión con fianza de 6.000 euros por golpear y retener a un conocido

Los dos arrestados entraron en casa del otro hombre, le reclamaron una deuda y le obligaron a llevarles en coche

22.12.2015 | 02:45
Uno de los detenidos sale de los calabozos en Eivissa.

El magistrado José Espinosa decretó el pasado domingo el ingreso en prisión, eludible con el pago de una fianza de 6.000 euros, de los dos hombres detenidos el viernes por golpear y llevarse a la fuerza a un conocido en Eivissa.

El titular del juzgado de instrucción 2 de Eivissa explicó poco antes de las cinco de la tarde del domingo, cuando concluyeron las declaraciones, que la investigación continúa y que los arrestados podrían ser imputados por la comisión de tres delitos: detención ilegal, lesiones y robo con violencia e intimidación.

El magistrado no aportó más detalles y el fiscal y el abogado defensor tampoco. Según fuentes de la investigación, lo ocurrido no fue un secuestro 'exprés', como se dijo en un primer momento.

Al parecer la víctima, un hombre de nacionalidad española, estaba el viernes sobre las cinco de la tarde en su casa, en Platja d'en Bossa, cuando llegaron dos hombres, ambos holandeses, y llamaron a la puerta. Los tres se conocían de antes. Comenzó entonces una fuerte discusión que acabó con una agresión a la víctima, a la que obligaron a salir a la fuerza y a conducir un coche con los tres en su interior, en dirección a Sant Antoni, siempre según fuentes próximas al caso.

Cuando llegaron al casco urbano de la villa de Portmany, el conductor salió corriendo del vehículo y empezó una persecución. En su huida, pidió ayuda a un policía local, que a su vez solicitó refuerzos.

En seguida, los agentes de la Policía Local arrestaron a los dos holandeses, en un primer momento sospechosos de un secuestro, aunque luego se ha demostrado que no fue así.

Aunque ayer no pudo ser confirmado, todo apunta a que este asunto está relacionado con una disputa entre narcotraficantes. Supuestamente, mantenían entre ellos una deuda que puede superar los 80.000 euros. Fuentes próximas al caso informaron de que en el coche podría haber tres kilos de cristal (MDMA), aunque la Guardia Civil peinó varias zonas de la bahía y no encontró nada.

Las comparecencias concluyeron casi a las cinco de la tarde del domingo. A esa hora salieron de los calabozos del juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine