Tribunales

Una pareja acepta 10,5 años de cárcel por intentar matar al exnovio de ella

El acusado acuchilló a la víctima en la plaza de España inducido por la mujer, que le dio el arma

19.12.2015 | 11:29
Los dos procesados, ayer durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Palma.

Una pareja fue condenada ayer a penas que suman diez años y medio de prisión por intentar matar al exnovio de ella, acuchillado en plena plaza de España de Palma. Los dos acusados admitieron en la Audiencia Provincial su participación en la agresión: él reconoció haber asestado una puñalada a la víctima en el pecho y ella confesó su papel de inductora y que le entregó el arma. Ambos deberán indemnizar al perjudicado con 15.200 euros y no podrán acercarse a él durante la próxima década.

La fiscalía rebajó su petición inicial de nueve años de cárcel para cada procesado tras alcanzar un acuerdo de conformidad con sus abogados, Llorenç Gomila y Dolores Huertas. Así, el ministerio público aplicó al hombre la atenuante de confesión, al entender que su colaboración tras la agresión permitió resolver lo ocurrido, y la de drogadicción a la mujer.

Los dos procesados confesaron ante el tribunal de la sección segunda los hechos ocurridos en la tarde del 23 de mayo de 2014. Zeus G.M., de 30 años, y Alba M.P., de 24, se encontraban en la plaza de España de Palma cuando la chica reparó en la presencia de un exnovio suyo, con quien habían tenido ya algún encontronazo. La mujer propuso a su acompañante que se acercara a la víctima y la apuñalara, entregándole un cuchillo de 15 centímetros de hoja. Para convencerle, le recordó que meses atrás ese joven, de 23 años, había intentado clavarle unas tijeras durante un altercado.

Amenazó con echarlo de casa
Pese a la insistencia de la mujer, el hombre se mostró reacio a cometer la agresión. La acusada siguió presionándole, bajo la amenaza de echarlo del domicilio de sus padres, donde estaba viviendo.

Así pues, los dos se dirigieron hacia la víctima, a la que increparon e insultaron. Alba M.P. le dio varios manotazos y golpes en la cara con una botella de plástico. Su exnovio retrocedió para evitar la agresión, momento en el que la chica se apartó y dejó paso a su compañero, indicándole que era el momento de actuar. El hombre se abalanzó entonces sobre la víctima y le clavó el cuchillo en la zona izquierda del pecho. El afectado, malherido y sangrando en abundancia, apenas pudo llegar a una terraza cercana, donde se desplomó.

Un testigo de lo ocurrido le taponó la herida hasta que llegaron los efectivos sanitarios, que comprobaron que su estado era crítico. La cuchillada le causó una herida por arma blanca en el tórax, con afectación cardiaca. Tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica urgente y estuvo tres semanas hospitalizado. Tardó tres meses en recuperarse y como secuelas le quedaron una cicatriz en el pecho y fuertes dolores entre las costillas.

La agresión provocó un gran revuelo en la plaza de España y un amplio operativo policial en los alrededores para dar con los dos sospechosos. Ambos fueron arrestados poco después y coincidieron en señalar que había sido ella la autora de la cuchillada. Su versión no resultó creíble y el juez de guardia envió al hombre a prisión –donde sigue ingresado– y dejó libre a la chica.

El fiscal imputó a los dos sospechosos un delito de homicidio en grado de tentativa, al entender que su intención era acabar con la vida de la víctima. Consideró a Zeus G.M. autor material y a Alba M.P. inductora del delito, pero reclamó para ambos la misma pena: nueve años de prisión. Ayer, la acusación pública aceptó incluir varias circunstancias atenuantes –la de confesión para él y la de drogadicción para ella– y rebajó su petición.

Los dos sospechosos mostraron su conformidad con las nuevas penas solicitadas por la fiscalía y se declararon culpables del delito de intento de homicidio ante el tribunal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine