Tribunales

Cuatro años y medio de cárcel por acuchillar a su pareja

La Audiencia confirma una sentencia por cuatro delitos de maltrato por insultar y quemar a una mujer con un cigarro

30.10.2015 | 02:45

La Audiencia de Palma ha confirmado una sentencia del juzgado de lo penal 4 de la ciudad que impuso cuatro años y medio de prisión a un hombre por cuatro delitos de maltrato y otro de amenazas por humillar, golpear e insultar a su pareja, a la que acuchilló en el abdomen tras una discusión en la ciudad en mayo de 2015 y a la que también apagó un cigarrillo en los nudillos de la mano en otra ocasión.

El tribunal de la sección segunda ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el maltratador y ha ratificado el fallo íntegramente. La sentencia apreció la circunstancia atenuante de embriaguez y absolvió al sospechoso de otro delito de amenazas.

Según se declara probado, el hombre mantuvo una relación sentimental con la mujer durante cuatro años y ejerció sobre ella una situación "de dominación". Con total desprecio para la salud e integridad de su expareja, practicó de manera habitual todo tipo de violencia física y verbal. Así, la agredió en varias ocasiones y la sometió a toda clase de humillaciones, profiriéndole insultos como gorda, fofa, zorra, no sirves para nada. El pasado 1 de mayo, la perjudicada alquiló una habitación en un hotel de Can Pastilla para pasar unos días con su compañero. Allí, tras la cena y después de haber ingerido varias botellas de vino, la pareja empezó a discutir por motivos económicos.

Durante la disputa, el hombre le apagó un cigarrillo en los nudillos de la mano mientras la insultaba. Posteriormente, el 4 de mayo de 2005, en el dormitorio volvieron a discutir tras haber consumido alcohol. El maltratador le lanzó una botella de vino que cayó al suelo. La víctima pisó los cristales y el hombre la abofeteó, empujó y arrinconó al tiempo que la agarraba del cuello y presionaba durante unos segundos. La Policía se movilizó, pero la mujer, que sufrió lesiones leves, dijo que no le iba a denunciar.

Días después, el 11 de mayo la pareja volvió a mantener una disputa en una casa abandonada en la que convivían en Palma. El agresor la golpeó contra unos puntales y le pinchó el abdomen con un cuchillo. Le produjo lesiones que tardaron seis días en curar y de nuevo la insultó con palabras como fea y gorda. Por último, la amenazó y dijo que la mataría a ella y a sus hijas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine