Tribunales

Declara como imputado un quinto policía local por torturar a un detenido

Tras la condena de dos oficiales y dos agentes de Palma por patear a un arrestado y no hacer nada por evitarlo en el cuartel de Sant Ferran, un quinto sospechoso compareció en Vía Alemania - El policía, que también aparece en el vídeo, negó la agresión a la víctima

26.10.2015 | 01:29
La prueba clave del juicio por tortura contra cuatro policías locales de Palma
Play
Declara como imputado un quinto policía local por torturar a un detenido

El vídeo de las torturas

título del la imagen
  • La grabación, prueba clave, captó al quinto agente

    El vídeo de las torturas de los policías sobre un detenido, prueba clave del caso, también captó al quinto agente, vestido de negro (imagen central superior). La filmación recoge varias escenas, desde el momento en el que el arrestado es cacheado en una sala anexa a cuando la víctima es engrilletada a una silla fija en el suelo y el agente de negro (ahora imputado) le acomete, según el perjudicado. La grabación capta la primera patada con la pierna izquierda del oficial, luego una segunda patada en la cabeza del arrestado y en sus piernas. Mientras, otro oficial mira a cámara y gira el dispositivo.

El apunte

título del la imagen
  • El tribunal reprochó la pasividad de los agentes

    La sección segunda de la Audiencia de Palma reprochó en su sentencia a los cuatro policías locales de Palma su comportamiento en la madrugada del 26 de mayo de 2011, cuando un oficial pegó dos patadas en la cabeza a un joven detenido, indefenso, que estaba esposado a un banco en el que permanecía sentado en el cuartel de Sant Ferran. La sala criticó a tres agentes por su pasividad y por no haber impedido los hechos. A dos de ellos, les recriminó no haber intervenido en otra agresión anterior por parte del quinto agente sospechoso. Además, a otro oficial le reprochó que girara la cámara para evitar que filmara.

El caso de las torturas a un joven detenido en el cuartel de Sant Ferran, agresiones que fueron grabadas por una cámara de videovigilancia en mayo de 2011, sigue abierto. Hace unos días declaró como imputado en los juzgados de Vía Alemania un policía local de Palma por su presunta participación en los hechos. Se trata del quinto sospechoso, después de que la Audiencia Provincial condenara a dos oficiales y dos agentes del citado cuerpo policial por torturar al arrestado mientras estaba esposado a un banco en los calabozos del cuartel. El tribunal impuso un año y medio de prisión y otros tres de inhabilitación al autor material de la agresión por un delito contra la integridad moral después de haber pateado en la cabeza a la víctima. Mientras, los otros tres acusados fueron sentenciados a un año de cárcel por permitir y tolerar los golpes y no haber hecho nada por evitarlos.

Un quinto implicado, otro agente de la Policía Local de Palma que también aparece, junto con sus compañeros, en el vídeo que filmó las torturas en Sant Ferran y que se convirtió en la prueba de cargo fundamental del procedimiento, compareció a mediados de este mes ante la magistrada del juzgado de instrucción 3 de la ciudad en calidad de imputado. El hombre negó los cargos e insistió ante la juez en que no agredió al detenido. Según su versión, en ningún momento pegó al perjudicado, sino que lo único que hizo fue colocarlo en el banco donde estaba sentado, ya que el joven continuamente trataba de levantarse y se hacía daño en las muñecas al llevar colocados los grilletes.

La magistrada le exhibió los fotogramas de la grabación que captó al sospechoso sobre el detenido y él destacó que no le golpeó. El policía local imputado se remitió a su anterior declaración que efectuó años atrás como imputado en el juzgado y que acabó en un sobreseimiento provisional. Sin embargo, durante el juicio contra sus cuatro compañeros, los fiscales anticorrupción Juan Carrau y Miguel Ángel Subirán pidieron a la sala que se le dedujera testimonio y que se reabriera el caso contra él por su participación en los hechos. Precisamente, durante la vista oral, celebrada a mediados de este año, el agente compareció en la Audiencia como testigo. Los fiscales indicaron entonces que no le iban a hacer preguntas ya que su situación procesal podría cambiar en breve al resultar imputado.

Así, ahora el policía local ya ha declarado ante la juez como imputado. La sentencia de la Audiencia se refiere a él en los hechos probados al indicar que dos de los condenados presenciaron sin intervenir, pudiendo hacerlo, como otro de los agentes, molesto por los comentarios del detenido, "le propinaba sendos puñetazos en el estómago" provocando que el joven se retorciera por el dolor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine