Detenido por quedarse siete vehículos del depósito de Palma con documentos falsos

Un hombre ha sido arrestado por la Policía Local tras comprobar que en el último mes había extraído coches que no estaban a su nombre con papeles judiciales que había amañado

22.10.2015 | 02:45
Entrada del depósito municipal de vehículos de Son Toells, de donde el arrestado retiró los siete vehículos.

Una persona ha sido detenida esta semana por quedarse siete vehículos del depósito municipal de Palma de manera irregular. El hombre consiguió que le permitieran extraer los coches después de entregar una serie de documentos falsificados que le autorizaban a disponer de los vehículos requisados. La estafa fue detectada el pasado lunes por los policías locales que trabajan en el depósito de vehículos municipal, en las instalaciones de Son Toells. Ese mismo día se produjo su detención. Los agentes traspasaron el caso al Cuerpo Nacional de Policía, que prosigue las pesquisas para averiguar el paradero de los, al menos, siete automóviles que retiró. Está previsto que el acusado pase a disposición judicial hoy por la mañana.

La Policía Local no ha facilitado la identidad de la persona detenida ni anunció si tiene antecedentes penales. Se trata de un varón de unos 30 años y de nacionalidad española. Aseguran que el arrestado no es funcionario, aunque conoce a la perfección cómo funciona el papeleo para retirar los vehículos del depósito. Por ello, una de las sospechas es que pudiera tener compinches en el depósito municipal, donde trabajan policías locales y empleados de la empresa Dornier, que gestiona la instalación y el servicio de la grúa. De momento, los investigadores ignoran si tuvo la colaboración de terceras personas.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor (PSOE), y el responsable de la policía judicial del consistorio José Antonio Bravo comparecieron ayer para explicar algunos detalles del caso. Según la información que facilitaron, la apropiación de los vehículos comenzó a finales de septiembre. El encausado se personaba en el depósito de Son Toells y presentaba autos judiciales falsificados. En la documentación amañada se autorizaba la retirada de los vehículos, cuya característica común es que habían sido decomisados en procedimientos judiciales. En todos los casos se autorizaba a retirar los vehículos gratis, es decir, sin pagar las tasas de depósito y custodia.

El hombre acompañaba esos papeles con expedientes completos en los que acreditaba que los vehículos estaban al corriente de pago de los impuestos, incluso del seguro obligatorio de automóvil. También adjuntaba autorizaciones falsas para retirar los coches en nombre de sus propietarios. "Las falsificaciones eran buenas. La apariencia es que todo era correcto. Conocía bien el procedimiento administrativo y judicial", explicó el mayor Bravo. Los automóviles de los que se apropió eran de gama media o alta. Uno de ellos, un Seat Altea, fue requisado con motivo de la operación Kabul. No obstante, los investigadores no tienen pruebas de que haya una relación entre los coches retirados y el caso de los presuntos narcotraficantes.

La trama urdida por el detenido fue descubierta el pasado lunes, cuando trató de llevarse un vehículo que estaba precintado por las autoridades fiscales. En ese momento levantó las sospechas de los policías locales de Son Toells, que comprobaron que el embargo no había sido levantado, a diferencia de lo que quiso hacer creer el presunto estafador. El hombre fue detenido en Son Toells por la mañana y por la tarde, tras recopilar información, lo entregaron al Cuerpo Nacional de Policía para que prosiguiera las pesquisas.

Ahora los agentes municipales revisarán todas las salidas de vehículos de las últimas semanas para asegurarse de que no haya más vehículos afectados. El mayor Bravo explicó que se produjo un episodio similar hace tres o cuatro años que también fue detectado. Sin embargo, argumentó que resulta difícil controlar la situación administrativa de cada vehículo, ya que a día de hoy hay más de 3.000 automóviles en el depósito municipal, que está "saturado de vehículos involucrados en procedimientos judiciales largos".

La regidora Pastor explicó que dará orden de hacer una auditoría sobre el procedimiento de entrega de vehículos para detectar si tiene fallos y si se pueden mejorar los controles. "Creemos que las medidas de seguridad son las adecuadas para evitar estas situaciones en la medida de lo posible", apuntó la edila socialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine