Un turista alemán de 23 años muere atropellado en la autopista de Llucmajor

La víctima caminaba por la calzada y fue arrollada por un coche que circulaba a gran velocidad junto a la salida hacia s´Arenal

10.10.2015 | 02:45
El coche que atropelló al turista alemán en la autopista de Llucmajor sufrió cuantiosos daños debido al brutal impacto.

Las vacaciones en Mallorca de un turista alemán de 23 años acabaron ayer de forma trágica. El joven, identificado como Alexander L., murió al ser atropellado cuando caminaba por la autopista de Llucmajor. Un coche que circulaba a gran velocidad lo arrolló junto a la salida 11, a la altura de s´Arenal, en un tramo con escasa iluminación. La víctima falleció en el acto debido al brutal impacto y el conductor del turismo, que sufrió cuantiosos daños, resultó herido leve. La Guardia Civil abrió una investigación y comprobó que el joven estaba alojado en un hotel cercano. Los agentes sospechan que intentaba regresar al establecimiento tras pasar la noche de fiesta cuando se adentró por error en la autopista.
El accidente se produjo a la una y cuarto de la madrugada en el kilómetro 12 de la MA-19, según informaron fuentes policiales y sanitarias. Varias llamadas alertaron de que se había producido un grave atropello y una persona estaba inconsciente, tras lo que patrullas de la Guardia Civil de Tráfico y una UVI móvil del Ib-Salut acudieron de inmediato al lugar. Los efectivos sanitarios comprobaron que el peatón había sufrido gravísimas lesiones al ser arrollado por un coche y trataron de reanimarlo, pero todos los esfuerzos fueron en vano y solo pudieron certificar su defunción. El óbito fue comunicado al juzgado de guardia y empleados de la empresa funeraria trasladaron el cadáver al Instituto de Medicina Legal, donde estaba previsto que se le practicara la autopsia.
Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico pusieron en marcha una investigación para aclarar las circunstancias en las que se produjo el atropello. Los guardias comprobaron que la víctima había sido arrollada por un Seat Ibiza cuando caminaba por la calzada, entre las salidas 11 y 12 de la autopista. El conductor del turismo, que sufrió lesiones leves, circulaba a gran velocidad en dirección a Llucmajor y no pudo evitar llevarse por delante al peatón. En la zona donde se produjo el siniestro hay poca visibilidad por la noche debido a la escasa iluminación, explicaron fuentes policiales. El conductor del coche fue sometido a una prueba de alcoholemia, cuyo resultado fue negativo. La Guardia Civil reguló la circulación en la zona hasta que el turismo siniestrado, muy dañado por el impacto, fue retirado por la empresa Grúas Mallorca.
Los investigadores lograron identificar al peatón fallecido, un turista alemán de 23 años llamado Alexander L. El joven, según comprobaron los agentes, estaba alojado en un hotel de s´Arenal al que acudieron para intentar localizar a algún allegado suyo. La Guardia Civil llevó a cabo gestiones para intentar aclarar por qué la víctima caminaba por la autopista cuando fue atropellado. Según sospechan los investigadores, el joven habría pasado la noche de fiesta en la zona y se desorientó cuando intentaba regresar al hotel. Así, acabó metiéndose por error en la autopista, en un tramo donde en los últimos años han fallecido varios turistas en circunstancias similares. Este siniestro elevó a 39 la cifra de víctimas mortales en las carreteras de Balears en lo que llevamos de año, según los datos recopilados por este diario.
Por otra parte, la mujer de 77 años que el jueves por la mañana fue arrollada a las puertas del colegio La Salle, en Palma, cuando llevaba a sus dos nietos al centro continuaba ayer ingresada en una clínica de la ciudad y evolucionaba favorablemente de las fracturas sufridas. Uno de los menores, un niño de 5 años, también resultó herido leve y fue atendido en el mismo centro, aunque recibió el alta el mismo día. La otra menor, de 7 años, resultó ilesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine