Los detenidos de Can Picafort formaban la principal banda de narcos del norte de la isla

Los sospechosos se disponían a adulterar el kilo y medio de cocaína muy pura que intervino la Guardia Civil

25.09.2015 | 11:36
Momento de la detención de uno de los presuntos narcos.

La Guardia Civil ha cortado una de las principales vías de introducción de cocaína en la zona norte de la isla. Los investigadores consideran que la banda desarticulada en Can Picafort el pasado miércoles integraban la principal organización de narcos de la zona, que abastecía a diversos grupos de "camellos" de menor entidad. Los agentes detuvieron a cuatro personas y se incautaron de un kilo y medio de cocaína de gran pureza, tres kilos de sustancia de corte para adulterarla y 80.000 euros en efectivo.

La operación, adelantada por DIARIO de MALLORCA, es fruto de una larga investigación de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Pollença, que en su fase final recibió el apoyo del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), el puesto de Santa Margalida y agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Inca (Usecico).

Durante la vigilancia a la que fue sometida la banda en los últimos meses los agentes confirmaron que movía grandes cantidades de cocaína desde dos domicilios de la calle Romaní, en Can Picafort. Allí presuntamente vendían droga directamente a los consumidores, pero también abastecían de cantidades importantes a otros grupos de narcotraficantes, que la revendían a su vez.

El miércoles por la mañana se llevó a cabo la última fase de la operación, cuando los agentes irrumpieron en los dos domicilios de los sospechosos. Allí fueron arrestadas cuatro personas –tres hombres y una mujer–, todas de nacionalidad marroquí. Fueron intervenidos un kilo y medio de cocaína de elevada pureza, así como tres kilos de sustancia de corte –utilizada para adulterar la droga–, balanzas de precisión y 80.000 euros en metálico.

La gran pureza de la droga incautara y la gran cantidad de sustancia adulterante indica que los narcos acababan de recibir el alijo, al parecer directamente desde uno de los países productores, y se disponían a manipularlo.

De esta manera los narcos multiplican la cantidad de droga para vender, y con ella sus beneficios. Una vez adulterada, la cocaína podría haber alcanzado un precio en el mercado negro de más de 250.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine