Agresión

El policía atacado en Son Espases evitó que el recluso estrangulara a una enfermera

El agente, de 60 años, permanece sedado en estado crítico en la UCI del hospital tras golpearse la cabeza contra una puerta después de que el recluso le diera una fuerte patada - La UFP critica la "falta de medios y formación" para reducir a una persona peligrosa

30.08.2015 | 00:33
Ambulancias en la entrada de las urgencias del hospital Son Espases de Palma.

El apunte

  • "Una pistola y una porra no bastan"

    La brutal agresión al policía que se encargaba de la custodia de un recluso en Son Espases provocó una encendida crítica por “falta de medios materiales y de formación” de la Unión Federal de Policía (UFP). El secretario general de este sindicato policial en Balears, José Evaristo Búrdalo, reclamó una mejor equipación de los agentes para reducir con garantías a un detenido agresivo. “Ahora mismo hay material suficiente para no exponer la integridad física del policía ni de la persona que se piensa reducir y que son menos agresivos. El agente solo dispone de la pistola, la defensa y sus propias manos y está demostrado que no bastan”. Búrdalo propugnó la utilización de otros elementos de autodefensa como un gel lacrimógeno , el escudo inverso –para arrinconar al agresor contra la pared– o una pistola eléctrica táser. “Está demostrado que son elementos menos agresivos que la defensa o, por supuesto, la pistola o las manos. Solo hemos conseguido que se dote con chalecos antibalas, aunque haya compañeros que han muerto para lograrlo”, sentenció.

El policía nacional atacado por un recluso en el hospital Son Espases se interpuso para evitar que el preso, un senegalés de 32 años, estrangulara a una enfermera. El interno propinó al agente, de 60 años, una potente patada que le hizo golpearse fuertemente la cabeza contra el quicio de la puerta. El funcionario quedó inconsciente y permanece sedado, en estado crítico, en la UCI del centro sanitario.

La brutal agresión al policía ocurrió en la madrugada del viernes en el área de psiquiatría de la Unidad de Detenidos de Son Espases. El interno ya había dado muestras de su comportamiento violento tanto en el Centro Penitenciario de Palma como en el hospital. De hecho, ya había destrozado en una habitación del centro sanitario a mediados del mes de agosto.

Al parecer, los facultativos decidieron retirar al recluso las bridas que le sujetaban a la cama para que pudiera conciliar el sueño. El preso aprovechó esta circunstancia para abalanzarse sobre una enfermera que acababa de entrar en la habitación con la intención aparente de estrangularla.

La víctima se zafó como buenamente pudo de este ataque. Los gritos de la asistente sanitaria motivaron que el agente acudiera rápidamente en su auxilio. El recluso, que cumple condena por robos con fuerza y lesiones hasta el año 2021, propinó una fuerte patada contra el policía que le lanzó varios metros hacia atrás.

La cabeza del funcionario impactó contra el marco de la puerta de la habitación-celda del centro sanitario y quedó inconsciente. Su compañero entró rápidamente en la estancia y logró reducir al agresor.

El policía agredido estaba inconsciente y apenas respondía a los estímulos. Su compañero avisó a los servicios sanitarios para que le atendieran. El agente presentaba un traumatismo craneoencefálico severo y fue trasladado hasta la UCI del hospital. Allí permanece sedado, a la espera de su evolución en las próximas horas para determinar si ha sufrido alguna lesión importante como consecuencia de la agresión.

Agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional han abierto una investigación para tratar de determinar cómo se produjeron los hechos. En un primer momento, los investigadores han tomado declaración al compañero de la víctima y al personal sanitario del hospital. Al recluso se le dio el alta hospitalaria y se le trasladó de vuelta al Centro Penitenciario.

La brutal agresión al veterano agente de Conducciones ha provocado una profunda conmoción en el Cuerpo Nacional de Policía. Al cumplir los 58 años, el funcionario podría haberse acogido a la segunda actividad. No obstante, decidió seguir prestando servicio custodiando reclusos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine