El GOB reclama que se prohíba la caza en las zonas incendiadas

14.08.2015 | 01:33

La organización ecologista GOB lleva tiempo reclamando que se prohíba la caza durante un periodo de cinco años en las zonas incendiadas, como han hecho comunidades como Cataluña, Valencia o Murcia. Según el GOB, las actividades cinegéticas son la principal fuente de aprovechamiento de Son Doblons, situación que pone en riesgo a las especies de la zona tras un incendio forestal.

La finca de Son Doblons, situada entre Petra y Santa Margalida, cuenta con importantes poblaciones de tortugas mediterráneas, perdices y tordos. En el verano de 2010, dos incendios intencionados arrasaron 140 hectáreas en apenas dos semanas. Este año son ya 57 las hectáreas que han ardido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine