Un conductor alemán de 33 años muere al estrellarse contra un árbol en Manacor

El hombre perdió el control de su furgoneta, se subió a la acera y chocó contra el tronco. El siniestro ocurrió a las seis menos cuarto de la madrugada en la calle 31 de octubre, cerca del hospital

28.02.2015 | 02:45
Policías y sanitarios, junto a la moto siniestrada en Palma.

­Un conductor alemán de 33 años, identificado como Sascha A.A., falleció ayer al estrellarse su furgoneta contra un árbol en Manacor. El vehículo de la víctima se salió de la calzada, se subió a la acera y, tras llevarse por delante un contenedor, acabó empotrándose contra el tronco. Los efectivos sanitarios que acudieron al lugar solo pudieron certificar el óbito. La Policía Local de Manacor abrió una investigación para aclarar las causas del siniestro. Las primeras hipótesis apuntaban a que la víctima se habría quedado dormida o sufrió un despiste, aunque no se descartaba que padeciera una indisposición.

Los hechos ocurrieron a las seis menos cuarto de la mañana en la calle 31 de octubre, cerca del hospital comarcal. Varias llamadas alertaron de que se había producido un accidente de tráfico y que un hombre estaba inconsciente. Al lugar acudieron de inmediato una UVI móvil de Ib-Salut y patrullas de la Policía Local de Manacor. Los efectivos sanitarios practicaron a la víctima maniobras de reanimación, pero solo pudieron confirmar su defunción. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde estaba previsto que se le practicara la autopsia.

La Policía Local puso en marcha una investigación para aclarar las circunstancias en las que se produjo el siniestro. Los agentes comprobaron que la víctima, que iba a bordo de una furgoneta Mercedes Vaneo, llevaba puesto el cinturón de seguridad cuando sufrió el accidente. Según las pesquisas, el vehículo se salió de la calzada por el margen izquierdo, colisionó primero contra un contenedor y acabó estrellándose frontalmente contra el árbol. Los agentes intentaban aclarar si la víctima, que tenía su residencia habitual en Alemania pero pasaba temporadas en Canyamel, se durmió, se despistó o bien sufrió una indisposición.

Este siniestro elevó a seis la cifra de personas que han fallecido en las carreteras de Balears en lo que llevamos de 2015. Tres de los siniestros mortales han ocurrido en la última semana.

Por otra parte, un repartidor resultó herido al sufrir una caída el jueves por la noche cuando circulaba en un ciclomotor por la calle Rossinyol, en Palma. La víctima, que sufrió lesiones en una pierna, fue atendida en el lugar y trasladada después a una clínica privada.

En Santanyí, un conductor perdió el control y acabó volcando en la carretera de Cas Concos hacia la una y cuarto de la tarde. Dos horas después, otro vehículo volcó en el kilómetro 2 de la carretera de Randa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine